El trigo y la cizaña

La Parábola del trigo y la cizaña es una de las dos únicas parábolas del Evangelio en que Jesús no solo transmite la enseñanza, como tiene el cuidado de explicarlo (la otra es la del Sembrador). De forma genérica, la del trigo y la cizaña refleja las luchas con la victoria entre el bien y el mal, como podemos confirmar en los registros de Mateo (13:24 al 30):

(…) El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena simiente en su campo.

Leer másEl trigo y la cizaña

¿Involución o revelación?

¿Pueden los Espíritus degenerar?

No, ya que conforme avanzan van comprendiendo lo que les alejaba de la perfección. Cuando el Espíritu ha superado una prueba, adquiere el conocimiento de ella y no lo echa al olvido. Puede permanecer estacionario, pero no retrocede.

Pregunta nº 118 “El libro de los Espíritus”

Estamos integrados en un “continuum” evolutivo.

Siempre para adelante, aunque a pasos lentos, como una tortuga. Jamás con alternativas de retroceso, como un cangrejo. Nuestras conquistas intelectivas y morales son inalienables.

Leer más¿Involución o revelación?