Vestidos de luz

¿Tienen los Espíritus una forma determinada, limitada y constante?

– Para vuestros ojos, no, pero sí para los nuestros. Esa forma es, si así lo queréis, una llama, un fulgor o una chispa etérea.

Esa llama o chispa ¿posee un color determinado?

Para vosotros, varía de lo oscuro hasta el brillo del rubí, según sea el Espíritu más o menos puro. Seguir leyendo “Vestidos de luz”

Volver arriba