Fernando Bertin

Un médium, habitante en El Havre, evocó el espíritu de una persona que le era conocida. Este espíritu respondió:

“Quiero comunicarme, pero no puedo vencer el obstáculo que hay entre nosotros. Me veo obligado a dejar que se os acerquen esos desgraciados que sufren.”

Recibió entonces espontáneamente la comunicación siguiente:

“¡Estoy en un horroroso abismo! Ayudadme… ¡Oh, Dios mío! ¿Quién me sacará de esta sima?… ¿Quién alargará una mano caritativa al desgraciado que ha sido tragado por el mar?… La noche es tan negra, que tengo miedo… Seguir leyendo “Fernando Bertin”

Volver arriba