Los discípulos de la tumba vacía

Napoleón Bonaparte murió en la isla de Santa Helena, en mayo de 1821. Era su deseo ser enterrado en las márgenes del río Sena, en París. Por ello, sus restos fueron trasladados en 1840 y se encuentran bajo la cúpula de Los Inválidos, en la capital francesa, siendo uno de los monumentos más visitados.

El sepulcro es absurdamente grande. El ataúd está hecho con pórfido importado de Rusia. En las paredes de la cripta, están esculpidos sus hechos, sus conquistas, las construcciones por él ordenadas, como el Arco de Triunfo. Seguir leyendo “Los discípulos de la tumba vacía”

Jesús y enemigos

El progreso tecnológico, favoreciendo el bienestar, implacablemente nivela a los hombres en una sola franja, produciendo un tipo de igualdad deshumanizadora que el consumismo establece como logro social relevante.

Por efecto, una comunidad es considerada como feliz debido a los instrumentos electrónicos que dispone, de los automóviles, yates y hasta aviones que aguardan para ser utilizados.

Los modismos asolan, generando un comportamiento rutinario, en que los individuos se imitan, asumiendo posturas idénticas, con debilitamiento de los ideales, de la ética, de la familia, de la persona en si misma. Seguir leyendo “Jesús y enemigos”

Volver arriba