abril 2018 – Luz Espiritual

Perdonad

Hagamos una reflexión en torno a los objetivos esenciales de nuestra existencia en la Tierra, y preguntemos de manera profunda y significativa:

-¿Qué quieres que haga, Señor?

Cuando Él se apareció en las puertas de Damasco a su enemigo, su pregunta estuvo caracterizada por la ternura:

-Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Seguir leyendo “Perdonad”

La vida eterna

No nos conformemos con la pura condición de oyentes, delante de las verdades eternas. ¿Como clasificar al alumno que estudia indefinidamente, sin nunca aprender, o el hombre que desaprueba sin experimentar?

Recordemos que todo en la vida es causa y efecto, acción y retribución.

Quien realmente descubre algo importante para el bien no huye a demostraciones.

Quien planta con seguridad, recoge a tiempo. Seguir leyendo “La vida eterna”

El trigo y la cizaña

La Parábola del trigo y la cizaña es una de las dos únicas parábolas del Evangelio en que Jesús no solo transmite la enseñanza, como tiene el cuidado de explicarlo (la otra es la del Sembrador). De forma genérica, la del trigo y la cizaña refleja las luchas con la victoria entre el bien y el mal, como podemos confirmar en los registros de Mateo (13:24 al 30):

(…) El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena simiente en su campo. Seguir leyendo “El trigo y la cizaña”

¿Involución o revelación?

¿Pueden los Espíritus degenerar?

No, ya que conforme avanzan van comprendiendo lo que les alejaba de la perfección. Cuando el Espíritu ha superado una prueba, adquiere el conocimiento de ella y no lo echa al olvido. Puede permanecer estacionario, pero no retrocede.

Pregunta nº 118 “El libro de los Espíritus”

Estamos integrados en un “continuum” evolutivo.

Siempre para adelante, aunque a pasos lentos, como una tortuga. Jamás con alternativas de retroceso, como un cangrejo. Nuestras conquistas intelectivas y morales son inalienables. Seguir leyendo “¿Involución o revelación?”

En los servicios de cura

No basta rogar ayuda para sí. Es indispensable el auxilio a los otros.

No vale la revelación de humildad en la indefinida repetición de los pedidos de socorro. Es preciso no reincidir en las faltas.

No hay gran mérito en solicitar perdón diariamente. Es necesario desocupar con sinceridad las ofensas ajenas.

No hay seguridad definitiva para nosotros sí solo hacemos luz en la residencia de los vecinos. Es imprescindible encenderla en el propio corazón. Seguir leyendo “En los servicios de cura”

Influencias ambientes

1.Es difícil encontrar personas que guardan perfecta estabilidad emocional y física. ¿Tiene algo que ver con la sensibilidad mediúmnica?

Tiene mucho que ver. Vivimos sumergidos en un océano de vibraciones mentales, emitidas por Espíritus encarnados y desencarnados. Así como podemos ser contaminados por virus y bacterias, también sufrimos contaminaciones espirituales que generan alteraciones en nuestros estados de ánimo. Seguir leyendo “Influencias ambientes”

¡Llorar por dejar la tierra!

Querida Prudencia: hace algún tiempo supe que un ser ignorante te había vaticinado tu desaparición de la Tierra dentro de un breve plazo, y tú que al recibir tal noticia lloraste amargamente pensando que pronto ibas a dejar tu envoltura material.

Hay un refrán que dice: “Ojos que no ven, corazón que no llora” y es verdad, yo escuché el relato de la predicación que te hicieron y del llanto que ésta te costó, y me sonreí, porque hay cosas que de oídas, sólo causan risa. Seguir leyendo “¡Llorar por dejar la tierra!”

Vestidos de luz

¿Tienen los Espíritus una forma determinada, limitada y constante?

– Para vuestros ojos, no, pero sí para los nuestros. Esa forma es, si así lo queréis, una llama, un fulgor o una chispa etérea.

Esa llama o chispa ¿posee un color determinado?

Para vosotros, varía de lo oscuro hasta el brillo del rubí, según sea el Espíritu más o menos puro. Seguir leyendo “Vestidos de luz”

La existencia previa del alma

Sin la existencia previa del alma, la doctrina del pecado original no sería solamente inconciliable con la justicia de Dios, que tornaría a todos los hombres responsables por la falta de uno solo, sería también un disparate, y tan menos justificable como, según esa doctrina, el alma no existía en la época a que se pretende hacer que su responsabilidad se remonte.

Con la existencia previa, el hombre trae, al renacer, el embrión de sus imperfecciones, de los defectos de que no se corrigió y que se traducen por los instintos naturales y por las inclinaciones para tal o cual vicio. Seguir leyendo “La existencia previa del alma”

José Mª Fernández Colavida

Qué mejor momento que aprovechar el próximo lanzamiento de la Codificación traducida por este notabilísimo espírita español para darlo a conocer, tal y como merece, pues tanto su vida como su obra nos hablan del noble espíritu que es y cuyo ejemplo ha de motivar a todos los espíritas de hoy.

José María Fernández Colavida, nace en la ciudad de Tortosa, situada en la provincia de Tarragona, el 19 de Marzo de 1819. Seguir leyendo “José Mª Fernández Colavida”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5
Volver arriba