Los sufrimientos y Jesús

En el proceso de la evolución, el sufrimiento se destaca, adquiriendo preponderancia ante las constricciones y el esfuerzo que impone para ser superado. Predominando en la Tierra, es aún un recurso del que se valen las Leyes de la Vida para frenar la alucinación humana, fortalecer el ánimo, mejorar las aristas morales y trabajar los metales de las imperfecciones que prevalecen en la naturaleza animal de los seres.

Si se siguieran las instrucciones del Amor y no hubiera deserciones, no surgirían compromisos negativos, y por lo tanto, no sucederían abusos generadores de mecanismos de depuración por medio del dolor.

Leer más

Vida y Valores (Dar de gracia lo que de gracia se recibe)

Aunque vivamos en un mundo capitalista, hay cosas que precisan ser pensadas de manera diferente. Es natural que todos recibamos por aquello que hacemos. Nuestro trabajo profesional.

Nos formamos para eso, estudiamos, quemamos fosfato, gastamos tiempo. Entonces, la forma como la sociedad recompensa nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, en la medida en que le prestamos servicios, es a través de gratificación salarial. Recibimos de nuestros patrones o de las personas para las cuales trabajamos, el correspondiente al servicio que prestamos.

Leer más

Mundo de regeneración

La gran noche que se abatía sobre la Tierra lentamente cede lugar al amanecer de bendiciones.

Retroceder ya no es posible.

Firmasteis, hijas e hijos del alma el compromiso con Jesús, antes de entrar en la indumentaria carnal, de servirlo con abnegación y devoción.

Prometisteis que le seríais fieles incluso que os fuese exigido el sacrificio.

Leer más

Joyas devueltas

Existe una palabra clave para enfrentar con serenidad y equilibrio la muerte de un ser querido: sumisión. Expresa la disposición de aceptar lo inevitable, considerando que, encima de los deseos humanos, prevalece la voluntad soberana de Dios, que nos ofrece la experiencia de la muerte en favor del mejoramiento de nuestra vida.

A ese propósito, oportuno recordar una antigua historia oriental sobre un rabí, predicador religioso judío que vivía muy feliz con su virtuosa esposa y dos hijos admirables, jóvenes inteligentes y activos, amorosos y disciplinados.

Leer más

La visita de Jesús

Para aquellos niños, la Navidad era una fecha algo triste. La casa era pobre y tenía solamente algunos utensilios de cocina, un sofá antiguo, un televisor. Ellos sabían que la Navidad estaba llegando, por los interminables anuncios televisivos que convidaban a comprar muchos y muchos juguetes, regalos maravillosamente envueltos, cajas preciosísimas. Y había siempre novedades, que llenaban la visión. Además de eso, las telenovelas, las películas, los dibujos animados, todo recordaba la Navidad. Y había cena con mucha comida, dulces, panes, refrescos, zumos.

Leer más

Ante la mediumnidad

En el trato de la mediumnidad, no andemos a la caza de laureles mundanos, ni incluso esperemos por el entendimiento inmediato de las criaturas. Actúa y sirve, ayuda y socorre sin recompensa. Recordemos a Jesús y los fenómenos del espíritu.

Sin embargo niño se somete en el Templo al examen de hombres doctos que oyen su palabra con inmensa admiración, pero la actitud de los sabios no pasa de éxtasis improductivo.

Juan Bautista, el amigo elegido para organizar su camino, después de verlo nimbado de luz en plena consagración mesiánica ante las voces directas del Plano Superior, envía mensajeros para comprobar su idoneidad.

Leer más

El espiritismo racionalista

No nos cansaremos nunca de repetirlo: creemos que el Espiritismo racionalista es la escuela más adelantada de nuestros días; pero como no hay rosas sin espinas, el fanatismo, el formulismo y malhadadas preocupaciones, convierten en algunas localidades, nuestra hermosa y racional doctrina en una farsa ridícula; y por lo mismo que amamos el progreso, por lo muchísimo que deseamos el adelanto y el engrandecimiento del Espiritismo, ponemos el dedo en la llaga: denunciamos el hecho y reclamamos el correctivo. Los pequeños grupos pueden ser muy útiles si están bien dirigidos, pero inútiles y lo peor es perjudiciales si no tienen una dirección acertada.

Leer más

El inigualable ingenio del Creador

Cuanto más nos adentramos en el conocimiento de lo que nos rodea, más somos invitados a reverenciar a la Divinidad, que todo lo hizo, descendiendo hasta los mínimos detalles.

En el reino animal, por ejemplo, al observar cómo cada especie se reproduce y tiene su ciclo de desarrollo vital, en una perfecta cadena alimenticia.

El guepardo, entre los animales terrestres, es el más veloz. Su cuerpo esbelto, las piernas largas, la espina dorsal flexible, son perfectamente diseñados para arrancar rápidamente. En tres segundos, a partir de la inmovilidad, puede alcanzar cien kilómetros por hora.

Leer más