Ante la perfección

“Sed Perfectos como Nuestro Padre Celestial” Esta fue la advertencia del Señor a nuestro corazón de aprendices. Todavía, a la manera del gusano, contemplando la estrella distante, sabemos cuán inmensa es la distancia que nos separa de la meta.

Impedimentos, compromisos e inhibiciones de nuestro “entonces”, asfixiándonos, a cada momento de hoy, el deseo de caminar para la luz. Entretanto, si aun nos situamos tan lejos de justo mejoramiento al que nos entregara la Divina Providencia, es imprescindible para conseguir la gran peregrinación, ofreciendo al avance los mejores y más grandes esfuerzos. Seguir leyendo “Ante la perfección”

Estudios sobre el Espiritismo

En mi artículo dedicado al estudio del Espiritismo por boca del brigadier Montero, quedábanme algunas dudas por aclarar y esperé impaciente la visita de mi amigo, el cual vino a verme a la hora que yo le había citado. No bien hubimos tomado asiento, le interrogué, diciéndole:

-¿Cómo y cuándo empezó usted el estudio del Espiritismo?

-Del modo más sencillo. Como cuando uno tiene una pena se consuela hablando siempre de lo mismo, yo contaba la muerte de mi hija a todo el que me quería escuchar, y cuando no encontraba a ningún amigo, me iba a los cuarteles, les daba cigarrillos a los soldados, y repetía mi relación. Seguir leyendo “Estudios sobre el Espiritismo”

Francisco Simón Louvet

La comunicación siguiente fue dada espontáneamente en una reunión espiritista en El Havre, el 12 de febrero de 1863.

“¡Tened piedad de un pobre miserable que sufre hace mucho tiempo los más crueles tormentos! ¡Oh! ¡El vacío…, el espacio…, caigo, caigo, socorro! … ¡Dios mío, tuve una vida tan miserable! …

Era un pobre diablo, sufrí a menudo el hambre en mi vejez, por esto me entregaba a la bebida y me avergonzaba y disgustaba de todo… He querido morir, y me he arrojado… ¡Oh! Dios mío, ¡qué momento!… ¿Por qué, pues, tener deseo de acabar cuando estaba tan cerca del término? Seguir leyendo “Francisco Simón Louvet”

Volver arriba