Confiémonos

…confiémonos a Jesús, actuando y bendiciendo constantemente, porque encontramos, en el Más Allá, el principio de la caridad como norma de acción.

Si quisiéramos la propia mejoría y progreso, empeñémonos hoy a transmitir a los que nos rodean, semejante llave de luz, la única que se nos muestra capaz de abrir las puertas de la Senda para lo Más Alto.

Es por eso que os reafirmamos en la condición habitual de compañero y servidor: Seguir leyendo “Confiémonos”

A partir del pan

“Y ellos les contaron lo que les aconteciera en el camino, y como fue reconocido de ellos, a partir del pan.” – (Lucas, 24:35.)

Muy importante el episodio en que el Maestro es reconocido por los discípulos que se dirigían para Emaus, desesperados. Jesús los siguiera, cual amigo oculto, fajándoles la verdad en el corazón con las fórmulas verbales, cariñosas y dulces.

Gran parte del camino fue atravesado en compañía de aquel hombre, amoroso y sabio, que ambos interpretaron como generoso y simpático desconocido y, solamente a partir del pan, reconocen al Maestro muy amado. Seguir leyendo “A partir del pan”

Consciencia y discernimiento

En la antigüedad clásica los griegos elucidaban que el hombre es un animal racional y que para alcanzar el pleno desarrollo debe utilizar la razón.

La conquista de la razón, no obstante, se da mediante el esfuerzo desarrollado por el uso de la mente, por un método ordenado.

La mente puede tornarse el cielo o el infierno de cada criatura, conforme la dirección que se dé a su pensamiento.

El cultivo de las ideas que se derivan de las pasiones induce a disturbios que perturban y brutalizan, dificultando el predominio del discernimiento. Seguir leyendo “Consciencia y discernimiento”

Volver arriba