¡Hay que pagar!

De Santiago de Cuba me escribe Antonio Giro, diciéndome lo siguiente:

“Hermana mía: Leyendo en sus periódicos relatos de existencias pasadas, viendo que el que mal siembra hoy, malos frutos recogerá mañana, y que éstos son las calamidades de este mundo, dispénseme una y mil veces que la moleste, pero como curioso que soy de aprender los asuntos de ultratumba, quisiera que le preguntara al guía de sus trabajos, cuando tenga oportunidad, el porqué se ha visto envuelto en llamas el sacerdote católico, párroco de la catedral de esta ciudad. Se ha comunicado diciendo que la ley era justa. Él era muy bueno. Adjunto el relato de la catástrofe”. Seguir leyendo “¡Hay que pagar!”

Hipótesis sobre el origen de los cuerpos humanos

15. – De la semejanza de las formas exteriores que existen entre el cuerpo del hombre y el del mono, ciertos fisiologistas concluyeron que el primero solo era una transformación del segundo. En esto no hay nada de imposible y si así fuere, la dignidad del hombre no tendría nada de que sufrir. Cuerpos de monos pudieron muy bien haber servido de vestimenta a los primeros Espíritus humanos, necesariamente poco avanzados, que vinieron a encarnarse sobre la Tierra, siendo estos vestidos los medios apropiados a sus necesidades y más apropiados al ejercicio de sus facultades que el cuerpo de ningún otro animal. En vez de crear un vestido especial para el Espíritu, encontró en él, uno ya hecho. Seguir leyendo “Hipótesis sobre el origen de los cuerpos humanos”

Consciencia y hábitos

San Juan de la Cruz afirmaba que “Dios es encontrado en las tinieblas” del ser humano.
Ínsito en la criatura, permanece en su lado oscuro, aquel “yo” profundo de su realidad aun por detectar.

Mientras esa área de sombras no sea iluminada por la razón, la ignorancia predomina y los instintos gobiernan. Incluso que el raciocinio parezca comandar sus hábitos y sus acciones.

El intento debe ser continuamente ejercitado en todos los periodos de la existencia terrestre, ya que las experiencias realizadas lo elevan a niveles más significativos, abriéndole posibilidades más amplias de auto-penetración. Seguir leyendo “Consciencia y hábitos”

Volver arriba