El poder de la oración

Se cuenta que una pobre señora, con visible aspecto de derrota estampado en el rostro, entró en un almacén, se acercó al propietario, conocido por su trato grosero, y le pidió fiado algunas provisiones. Ella contó que su marido estaba muy enfermo y no podía trabajar y que tenía siete hijos para alimentar.

El dueño del almacén se burló, y le pidió que se retirara de su establecimiento. Pensando en la necesidad de su familia ella imploró: Seguir leyendo “El poder de la oración”

El cuarto Rey mago

Preciosa esta historia para los niños y también para los mayores.

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de oro, incienso y mirra. El cuarto llevaba vino y aceite en gran cantidad, cargado todo en los lomos de sus burritos. Luego de varios días de camino se internaron en el desierto. Seguir leyendo “El cuarto Rey mago”

Enfrentando las tentaciones

El crecimiento espiritual no cesa cuando el ser se entrega a la conquista de los relevantes valores del bien. Muchas veces, los choques producidos por fenómenos antagónicos, cuando son debidamente conducidos, contribuyen al proceso de desarrollo y apresuran la manifestación de los recursos adormecidos. Es por eso que muchos desafíos se expresan como invitaciones tentaciones para los embates perversos y peligrosos. Ante ellos, la serenidad desempeña un papel fundamental porque diluye sus impactos perniciosos, las celadas crueles.

Porque pululan al lado de los trabajadores los que se permiten la pereza; al lado de los idealistas los que viven y cultivan el pesimismo; junto a los buenos, aquellos otros que se complacen en la anarquía y en la inferioridad, se multiplican las trampas de la iniquidad y del vicio, con las que amenazan y buscan producir conflictos y desórdenes. Seguir leyendo “Enfrentando las tentaciones”

Como se forjan los «Mentores»

-Que el Padre bendito derrame Su bendición y Su luz sobre todos vosotros para que tengáis siempre el alma abierta a todo lo elevado y sublime.

Hermanos: Cuando el hombre se propone liberarse y depurarse observa detenidamente los defectos que aún le quedan por eliminar, y como ha saboreado la íntima dicha que ha experimentado su alma cuando ha repartido amor o practicado la caridad, le invaden vivos deseos de disfrutar constantemente de ese bienestar y acomete con valentía, decisión y fe inquebrantable su total purificación. Seguir leyendo “Como se forjan los «Mentores»”

Vida y Valores (Cooperación con el bien)

Se cuenta que dos hermanos vivían en las regiones del Himalaya. Uno de ellos, después de algún tiempo, decidió que quería servir a Dios, quería cooperar con Dios, pero no en medio del pueblo, en medio de la masa, en el medio de la multitud. El quería cooperar con Dios, en lo Alto del Himalaya, entrenando la mente, haciendo ejercicios psíquicos. Y para allá fue. El otro hermano decidió también cooperar con Dios “Yo quiero servir a Dios. Pero, quiero servir a Dios aquí, en medio del pueblo, junto a mi gente.” Y se quedó allí atendiendo a las multitudes.

El hermano, que subió la montaña, pasó mucho tiempo allá. Desarrolló de tal forma su capacidad mental, su poder de concentración, su integración con las cosas del Cosmos que, cuando pensaba algo negativo, era capaz de disolver la nieve. Allá abajo, el otro hermano trabajaba las necesidades ajenos, trataba heridas, las llagas abiertas, los dolores del mundo. Seguir leyendo “Vida y Valores (Cooperación con el bien)”

Entrevistando a Divaldo

¿Qué puede decirnos de la evolución del periespíritu, a lo largo de la trayectoria evolutiva del Espíritu?

El periespíritu de acuerdo con Allan Kardec es una forma de proyección del Espíritu para propiciarle la reencarnación. A medida que el Espíritu va evolucionando y disminuye igualmente la necesidad reencarnatoria, el periespíritu se sutiliza hasta el punto de integrarse completamente en el Espíritu sin tener ya la necesidad de manifestarse. Cuando ello ocurre y si el Espíritu quiere comunicarse, siempre está en el inconsciente profundo del Espíritu la forma que más agradable le fue, llegando a crear una emanación momentánea para facilitarle la identificación. En los Mundos Superiores, donde no hay la constitución molecular de la carne, el Espíritu no posee este Modelo Organizador Biológico. Seguir leyendo “Entrevistando a Divaldo”

En la intimidad del ser

En la intimidad del ser existen varias fuerzas, un verdadero mundo a ser explorado y conocido. Al lado de la persona adulta y madura que soy, existe un niño listo para jugar y alegrarse con la vida, a mirar una pequeña hormiga por milésima vez, como si fuese la primera, o a encantarse con una historia contada repetidas veces, como si nunca la hubiese oído…

Existe también un niño herido, con sus dolores y resentimientos que necesitan ser sanados a través del amor y de la comprensión. Seguir leyendo “En la intimidad del ser”

El espiritismo y el principio de las penas futuras

La Doctrina Espiritista, en lo que concierne a las penas futuras, no está fundada más sobre una teoría preconcebida de que en sus otras partes; no es un sistema sustituyendo otro sistema; en todas las cosas, se apoya sobre las observaciones, y es eso lo que le da autoridad.

Nadie, pues, imaginó que las almas, después de la muerte, deberían encontrarse en tal o cual situación; son los propios seres que dejaron la Tierra que vienen, hoy, a iniciarnos en los misterios de la vida futura, describir su posición, feliz o infeliz, sus impresiones y su transformación con la muerte del cuerpo; en una palabra, a completar, sobre ese punto, la enseñanza de Cristo. Seguir leyendo “El espiritismo y el principio de las penas futuras”

Comprensión y vida

Investiguemos los propios sentimientos y verificaremos que difícil se nos hacen la renovación íntima.

¿Cuántas veces, en el mundo, habremos sentido la inconveniencia de ciertos hábitos con manifiesta incapacidad para desligarnos de ellos? ¿En cuántas ocasiones, sabíamos anticipadamente cuanto nos dolerían las consecuencias de determinada acción infeliz y a ella nos tiramos para nuestro propio tormento?

Nos referimos a este asunto para destacar la importancia de la tolerancia. Ante los hermanos que te parezcan apartados del camino que la vida les marcó, no condenes su trayectoria. Por el contrario…, auxílialos, a través de la providencia que consiga aliviarles la carga de las obligaciones asumidas y con la buena palabra que les conforte el espíritu atribulado. Seguir leyendo “Comprensión y vida”

Desafíos a la fe

La sociedad hedonista actual, vinculada al consumismo exorbitante, en el cual parece encontrar seguridad en la relación a los conflictos existenciales, mantiene atávica resistencia a todas y cualquier expresión de fe religiosa, buscando mecanismos de fuga de la realidad, como afirmación de la libertad de expresión y de autorrealización. No obstante, avanza en desmedida correría para las fugas psicológicas, tumbando, no pocas veces, en el vacío existencial, en la depresión o en el consumo del alcohol, del tabaco, de las drogas ilícitas, de los alucinógenos y de los desvíos de comportamiento sexual. Seguir leyendo “Desafíos a la fe”

Condición fundamental

Bienaventurados los humildes, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Mateo, 5.3

Mucha gente confunde humildad con pobreza. De ahí se considera bienaventurado al pobre. De él, según Jesús, sería el Reino de los Cielos.

En el pasado, esa idea llevó a muchos cristianos a la renuncia de los bienes materiales, llegando al extremo de hacer la indigencia, con la idea de que, cuanto más miserable en la Tierra, más ricos en el más allá. Seguir leyendo “Condición fundamental”

Ante la perfección

“Sed Perfectos como Nuestro Padre Celestial” Esta fue la advertencia del Señor a nuestro corazón de aprendices. Todavía, a la manera del gusano, contemplando la estrella distante, sabemos cuán inmensa es la distancia que nos separa de la meta.

Impedimentos, compromisos e inhibiciones de nuestro “entonces”, asfixiándonos, a cada momento de hoy, el deseo de caminar para la luz. Entretanto, si aun nos situamos tan lejos de justo mejoramiento al que nos entregara la Divina Providencia, es imprescindible para conseguir la gran peregrinación, ofreciendo al avance los mejores y más grandes esfuerzos. Seguir leyendo “Ante la perfección”

Estudios sobre el Espiritismo

En mi artículo dedicado al estudio del Espiritismo por boca del brigadier Montero, quedábanme algunas dudas por aclarar y esperé impaciente la visita de mi amigo, el cual vino a verme a la hora que yo le había citado. No bien hubimos tomado asiento, le interrogué, diciéndole:

-¿Cómo y cuándo empezó usted el estudio del Espiritismo?

-Del modo más sencillo. Como cuando uno tiene una pena se consuela hablando siempre de lo mismo, yo contaba la muerte de mi hija a todo el que me quería escuchar, y cuando no encontraba a ningún amigo, me iba a los cuarteles, les daba cigarrillos a los soldados, y repetía mi relación. Seguir leyendo “Estudios sobre el Espiritismo”

Navegación de entradas

1 2 3 4 6 7 8
Volver arriba