El Consolador

La Doctrina Espirita recuerda las enseñanzas del Maestro al mundo cristiano, que los distorsiono al apoyarse en la premisa de que la sangre de Jesús o las prácticas religiosas salvan al pecador. Lo que el Maestro predicó, sin embargo, fue la necesidad del perfeccionamiento moral, que se expresa en la conducta (“Sed perfectos, como perfecto es vuestro Padre celestial”, “A cada uno según sus obras” etc. Mat. 16:27, Pedro, 1:17, Jer. 17:10); Las informaciones y esclarecimientos que el Espiritismo ofrece no choca con las enseñanzas de Jesús, muy al contrario.

Leer másEl Consolador

Madurez y consciencia

La consciencia alcanza la plena conquista, cuando el ser madura en su proceso psicológico de evolución.

Esa madurez es el resultado de un continuo esfuerzo en favor del autoconocimiento y del coraje para enfrentarse, trabando con esfuerzo intimo las limitaciones y los procesos infantiles que en él aun predominan.

No sabiendo superar las frustraciones, se fija en el inconsciente y se torna su víctima, huyendo para los mecanismos de la irresponsabilidad toda vez que se ve a brazos con dificultades y enfrentamientos.

Leer másMadurez y consciencia