Galletitas

A una estación de trenes llega una tarde, una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren está retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación. Un poco fastidiada, la señora va al puesto de diarios y compra una revista, luego pasa al kiosco y compra un paquete de galletitas y una lata de gaseosa.

Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un diario. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una comienza a comérsela despreocupadamente. Seguir leyendo “Galletitas”

Marcas mediúmnicas

Mediúmnidad, efectivamente, es recurso de todos, a la vez que el intercambio espiritual repunta en todas partes.

Urge, pues, clasificar sus ocurrencias, a fin de que se les especifique la naturaleza esencial.

Veamos, por eso, algunas de las marcas que señalan los fenómenos mediúmnicos, sin la Doctrina Espirita a la luz del Evangelio del Cristo:

Revelación sin respeto. Seguir leyendo “Marcas mediúmnicas”

El paralítico de Cafarnaúm

La pequeña ciudad reposaba sobre el lado septentrional del lago de Genesaret. En sus alrededores, los cerros se extendían exuberantes de verdosos olivares y viñedos recostados sobre las tierras altas y los peñascos desnudos, con rocas sobresalientes. Los valles eran frescos, cruzados por arroyos de aguas cantarinas y cascadas blanquecinas. (*)

Sus playas y sus aguas, ricas en fauna marina, eran disputadas por los pescadores; las redes permanecían largas horas abiertas al sol y en las orillas de la playa, viejas higueras y palmeras de dátiles abrían sus brazos y abanicos balanceantes. Seguir leyendo “El paralítico de Cafarnaúm”

Volver arriba