El conformismo

Es un valor que se obtiene producto del esfuerzo que hace una persona, para no hundirse en el conformismo. Que ante las adversidades de la vida, asume una actitud de seguir adelante y mejorar cada día. Consta de un proceso, que no se logra de la noche a la mañana, sino es gradual, y se encamina hacia el crecimiento y desarrollo. Algunos autores acertadamente escriben que la superación es la aventura de vivir pequeñas acciones diarias, de dar pequeños pasos cada día, con la fuerza de ese sueño motivador que es nuestra misión en la vida.

En ocasiones, la vida nos impone situaciones muy difíciles, anteriormente se comentó el caso de “Nicky”, el joven con capacidades limitadas, que tenía sueños en el principio considerados irrealizables, pero gracias al amor de su familia y sobre todo a la bendición de Dios, logro comprender que debía enfrentar la realidad y subirse al barco, no podía quedarse preso de sus sentimientos de rechazo hacía sí mismo. Seguir leyendo “El conformismo”

El significado de la vida

En la gran masa humana, cada persona da, a la vida, un significado especial.

Esta busca la adquisición de la cultura; esa busca el destaque social; aquella anhela por la fortuna; esta otra busca niveles de gloria…

Una quiere la proyección personal; otra anhela por la construcción de una familia dichosa, cada cual empeñándose más afanosamente para alcanzar lo que establece como condición de meta esencial.

Tal planificación que varía de individuo termina por estimular a la lucha, a la competición insana, al desespero.

Conseguido, pues, lo que significó como ideal, o reprograma el destino o cae en frustración descubriéndose irrealizado o víctima de saturación de lo que haya conseguido sin sentirse lleno interiormente. Seguir leyendo “El significado de la vida”

El mancebo rico

El momento era de profunda significación. Sabía, por extraña intuición que un día enfrentaría la Realidad y la encontraba ahora. (*)

En el aire pesado del atardecer se iba serenando la Naturaleza.

Dulces aromas se desprendían de menudas flores diseminadas por los flancos de la cuesta. Las aguas transparentes cantaban nuevas melodías, a medida que se iban deslizando sobre su lecho pedregoso. Seguir leyendo “El mancebo rico”

Volver arriba