Ante los grandes hermanos

¡Médiums! ¡Aun cuando en el camino se os presenten barreras de fuego, purificad el pensamiento con el fin de reflejar fielmente el mensaje celeste en el mundo!…

Todas las realizaciones respetables de la Tierra nacen con el trabajo de los que se humillan para servir.

No creáis, sin embargo, que los obreros del progreso reciban de Dios sólo la cuota de lágrimas, porque ninguno de ellos llega a la extenuación sin que su sacrificio no se le transforme en un cántico jubiloso…

¡Es que a pesar de tantos golpes con que ultrajan su cuerpo y su alma, ellos se sienten apoyados por los Grandes Hermanos!… Seguir leyendo “Ante los grandes hermanos”

Comunicaciones apócrifas XXIX

La creación perpetua e incesante de los mundos es para Dios como un goce perpetuo, porque ve sin cesar que sus rayos dan todos los días más luz y felicidad. Para Dios no hay número, ni tiempo. Por esto las centenas o millares, para él son la misma cosa. Es un padre cuya felicidad está formada de la felicidad colectiva de sus hijos y a cada segundo de creación, ve una nueva felicidad venir a confundirse en la felicidad general.

No hay alto, ni suspensión en este movimiento perpetuo, esta grande felicidad incesante que fecunda la tierra y el cielo. Del mundo no se conoce sino una pequeña fracción, y vosotros tenéis hermanos que viven bajo latitudes en las que el hombre no ha podido aun penetrar. Seguir leyendo “Comunicaciones apócrifas XXIX”

Instrucción mediúmnica

He aquí el trato a la selva, en cuyo seno es forzoso rasgar el camino por vía de acceso a la civilización.

Se reúnen ingenieros y se organizan planos.

Para después imponer el desbaste.

Tractores, picos, azada, rodillos y a veces, hasta dinamita son manejados, a beneficio de la construcción, por operarios dignos, pero aun vinculados a las vicisitudes humanas. Seguir leyendo “Instrucción mediúmnica”

El apóstol del espiritismo convertido en espíritu

Cercano a nuestro Círculo, Léon Denis, el infatigable defensor del espiritismo, no ha dejado de manifestarse a nosotros desde su más allá. Les sugerimos conocer más a este espíritu y encontrarnos un momento con aquel cuya mirada esclarecida ha sabido transmitirnos toda la flama ardiente de su compromiso. Él ha venido a hablarnos de varios temas: el objetivo del espiritismo, el compromiso espírita, Dios, la hermosura de la Naturaleza, el celtismo, la turbación vivida después de la muerte, la clarividencia, la psicometría, el suicidio, etc. A través de algunos extractos de mensajes, compartiremos con ustedes la reflexión de este espírita comprometido, convertido en espíritu cuya preocupación es instruirnos siempre sobre lo que es posible realizar y sobre nuestro porvenir. Seguir leyendo “El apóstol del espiritismo convertido en espíritu”

El paralítico de la piscina

21. – Después de esto, habiendo llegado la fiesta de los judíos, subió Jesús a Jerusalén. Y había en Jerusalén la piscina de las Ovejas, que se llama en hebreo: Bethsaida, que tenía cinco corredores, en los cuales eran acostados, en gran número, los enfermos, ciegos, cojos y otros que tenían los miembros resecos, y todos esperaban que el agua se agitase. Porque el ángel del Señor, descendía, en cierto tiempo, a la piscina y agitaba el agua; y el que primero entrase, después de estar el agua agitada, era curado, cualquiera que fuese la enfermedad que tuviese. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo: Y cuando Jesús lo vio acostado, y sabiendo que estaba enfermo desde hacía mucho tiempo, le dijo: ¿Quieres ser curado? El enfermo le respondió: Señor, no tengo a nadie que me lance a la piscina, después que el agua es agitada; y; porque entre tanto que yo voy otro entra antes que yo. Seguir leyendo “El paralítico de la piscina”

Sintonía moral

Las leyes de afinidad o de sintonía que están en todas partes, responden por el orden y por el equilibrio universal.

Pequeña alteración para más o para menos, entre los fenómenos del electromagnetismo y las fuerzas de la gravitación universal, tornaría las estrellas gigantes azules o pequeños astros rojos perdidos en el caos.

Transferidas para el orden moral, las leyes de afinidad promueven los acontecimientos vinculando a los individuos, unos a los otros, de forma que el intercambio sea automático, natural. Seguir leyendo “Sintonía moral”

La raza adámica

38. – Según la enseñanza de los Espíritus, fue una de esas grandes emigraciones, o si se prefiere, una de esas colonias de Espíritus, venidos de otra esfera, la que diera nacimiento a la raza simbolizada en la persona de Adán, y, por esta razón, llamada raza adámica. Cuando ella llegó, la Tierra estaba poblada desde tiempo inmemorial, como América cuando llegaron los europeos. La raza adámica, más adelantada que las que la habían precedido en la Tierra, era, en efecto, más inteligente; fue ella la que impulsó a las demás al progreso.

El Génesis la describe, desde su principio, como una raza industriosa, apta para las artes y para las ciencias, sin pasar por la infancia intelectual, lo que no es propio de las razas primitivas, lo que concuerda con la opinión de que se componía de Espíritus que ya habían progresado. Seguir leyendo “La raza adámica”

Cojos y lisiados

La materia de auxilio a los que te reclaman la luz de la fraternidad, no te dejes guiar por las apariencias.

No juzgues al mayordomo del oro terrestre por afortunado detentor de la riqueza.
Muchas veces, bajo anotaciones y fichas bancarias, es un trabajador desesperado, encorvando al peso de inquietantes compromisos, cuando no sea triste sediento de paz entre las rejas de la avaricia.

No supongas al hombre representativo de la vida pública como siendo el guardián de la felicidad. Seguir leyendo “Cojos y lisiados”

La sorpresa

– Haremos una sorpresa para nuestra querida Otilia. Iremos a su casa y cantaremos para ella, felicitándole su cumpleaños. ¡Ella se va a “morir” de emoción!

El grupo de jóvenes, integrado en la Juventud Espírita, integrantes de una institución, tenía razones para festejar el acontecimiento. Otilia era muy estimada, una joven muy dinámica, participante del grupo de música, llena de iniciativas, alegre y comunicativa. Planearon todo muy bien. Prepararon “comidas y bebidas” para su fiestita que seguiría al homenaje…

Todo hecho en “silencio”, a fin de que la protagonista no desconfiase de nada. Llegaron hasta componer una música, con un estribillo sincero, que decía así: “Tú eres nuestra compañera, nuestro ejemplo vivo, nuestra líder inspiradora, seguiremos siempre contigo” Seguir leyendo “La sorpresa”

Arte y ciencia de ayudar

La indiferencia ante el dolor del prójimo es el congelamiento de la emoción, que merece combate.

A la medida que el hombre crece espiritualmente, más se le desarrolla en el intimo los sentimientos nobles.

Ciertamente no se deben de confundir con los desarreglos de la emotividad; igualmente no se pueden controlar al punto de tornarse insensible.

En el bruto, la indiferencia es el primer paso para la crueldad, puerta que se abre en la emoción para muchos otros estados de primitivismo. Seguir leyendo “Arte y ciencia de ayudar”

Nicodemo, el amigo

El plenilunio cubría de plata a Jerusalén. (*)

La torre Antonia, que se erguía soberbia junto al Templo, parecía un vigía de piedra asentado sobre la ciudad de los profetas, observando, hacia todas partes, los movimientos sospechosos …

Más allá de los muros circunvecinos, las tierras de Acra y Bezeta exuberantes de verdor; el viento frío canturreaba en dirección a la urbe en reposo.

En el Templo, a esa hora desierto, crepitan las llamas de la perpetua vigilia. Seguir leyendo “Nicodemo, el amigo”

El Problema Social

El problema social en la hora actual en sus múltiples aspectos de separatividad egoísta y utilitaria, temblante de venganzas sangrientas, sólo encontrará una solución digna y equilibrante en el estudio y aplicación de los principios que rigen la evolución de los mundos y de los pueblos, que son el alma de toda la estructura del Espiritismo.

Cada vida se debate, en una lucha trágica, mosaico de episodios dramáticos entre nuestra personalidad indomable, aunque efímera y transitoria, y nuestra individualidad real, eco del verbo divino triunfante del espacio y del tiempo, en ondulaciones de luz y de perfectibilidad. Seguir leyendo “El Problema Social”

Navegación de entradas

1 2 3 4 6 7 8
Volver arriba