Jesús y Dios II

“Padre mío, en tus manos entrego mi alma.”

El espiritismo va ganando terreno, no solo en los corazones, sino también en la conciencia de la Humanidad, en virtud de la lógica de su Doctrina y de la claridad con que estudia y elucida los problemas de la evolución espiritual. Y como los explica con simplicidad, sus adeptos se ven enfrentados cada día a más variadas exigencias, desde las más simples a las más  complicadas.

Se percibe en el hombre moderno, la ansia por el conocimiento. Y como alguien que está sediento, procura naturalmente, quitar su sed y ven en el Espiritismo, bajo la iluminación del Evangelio, a la fuente generosa que a todos ampara, en la sublime misión de servir. Innegablemente, viene siendo la Doctrina Espírita, el pozo de Jacob de la actualidad.

Leer másJesús y Dios II