En nuestro mundo mental

Tenemos un mundo mental en nuestro interior, que está lleno de experiencias y de realizaciones que se han ido escribiendo en nuestro archivo mental, es por eso que nuestra mente está repleta de hechos y entre esos pensamientos los hay que debemos ir borrando de nuestro interior.

Quedan a veces los pensamientos perturbadores, como la envidia, los pensamientos de odio, de celos, todos esos pensamientos que durante milenios han ido desarrollándose y han quedado en nuestra conciencia, y es en la actualidad que debemos de esforzarnos para ir borrándolos de nuestro interior.

Leer másEn nuestro mundo mental

El juramento

«También sabéis que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso, sino que cumplirás al Señor tus juramentos. Pero yo os digo que no juréis de ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios, ni por la Tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey; ni por tu cabeza, porque ningún cabello puedes volver blanco o negro. Decid sencillamente sí o no. Lo que pasa de esto viene del maligno. » (Mateo, V, 33-37).

El Evangelio es una espada de doble filo que, manejándola a la derecha y a la izquierda, es capaz de destruir errores seculares y preparar a la Humanidad para el cumplimiento de la Palabra Divina. Es imposible comprender el Espiritismo sin el Cristianismo. Este es, en verdad, la base fundamental de la Nueva Revelación. Jesús no vino a destruir la Ley de Dios, sino a darla a conocer. Y el Espiritismo repite las palabras del Hijo de Dios.

Leer másEl juramento

Mi guía espiritual. 9 de abril de 1856

(En casa del Sr. Baudin; médium: Srta. Baudin)

Pregunta (a la Verdad) – Objetaste días pasados el trabajo que yo había hecho, y tenías razón. Lo he releído y encontré en la trigésima línea un error, contra el cual protestaste por medio de aquellos golpes. Eso me llevó a descubrir otros defectos y a rehacer el trabajo.¿Estás ahora más satisfecho?

Respuesta -Lo encuentro mejor, pero te aconsejo que esperes un mes antes de darlo a luz.

Leer másMi guía espiritual. 9 de abril de 1856