Conquista íntima

Todos los estados enfermizos del alma se parecen, en el fondo, a los estados enfermizos del cuerpo, solicitando el remedio adecuado que les proporcione la cura. Y la impaciencia que tantas veces genera riñas inútiles, es uno de ellos, pidiendo lo específico de la calma para que lo destierre del mundo íntimo.

¿Cómo, sin embargo, obtener serenidad, cuando somos impulsivos por vocación o por hábito?

Es justo recordar que así como nos acomodamos, obedientes, para oír al profesor traído para enseñarnos, es forzoso igualmente asentar la emotividad, en la cartera del raciocinio, a fin de educarla, educándonos; y, aplicando los principios de fraternidad y de amor que abrazamos, invitaremos a nuestros propios sentidos a la necesaria renovación.

Leer másConquista íntima

Espíritus sufridores

1. ¿Qué significa la expresión “Espíritu sufridor”?

Es alguien preso a las impresiones y angustias de la vida física. Se siente perplejo y afligido, y no es raro que sea inconsciente de su situación, vagando sin rumbo.

2. ¿Cuál es la utilidad de su manifestación?

Esos Espíritus se sitúan como sonámbulos, alienados de la realidad espiritual. En contacto con las energías del ambiente y del médium, experimentan una revitalización y un despertar, capacitándose para dialogar con el adoctrinador.

Leer másEspíritus sufridores

Palabras de Jesús después de su muerte

“Jesús le respondió: ‘No me toques, porque todavía no subí a mi Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles de mi parte: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a MI DIOS y vuestro Dios’.” (San Juan, 20:17. Aparición a María Magdalena.)

“Pero Jesús se acercó a ellos y les habló así: ‘Todo poder me fue dado en el cielo y en la tierra’.” (San Mateo, 28:18. Aparición a los Apóstoles.)

“Vosotros sois testigos de estas cosas. Voy a enviaros el don de mi Padre, que se os prometió.” (San Lucas, 24:48 y 49. Aparición a los Apóstoles.)

Leer másPalabras de Jesús después de su muerte