La Providencia

20. La Providencia es el cuidado que Dios brinda a sus criaturas. Dios está en todas partes, lo ve todo, y todo lo preside, incluso ,las más pequeñas cosas: en eso consiste la acción providencial. ¿Cómo Dios, tan grande y poderoso, y tan superior a todo, puede inmiscuirse en detalles ínfimos, preocuparse por los mininos actos y pensamientos de cada individuo?

Esa es la pregunta que se plantea el incrédulo, quien expresa además que, aunque se admita la existencia de Dios, su accionar debe limitarse a las leyes generales del Universo, puesto que, como éste funciona desde siempre en virtud de las mencionadas leyes, a las cuales toda criatura está sujeta, no habría necesidad de esa participación incesante de la Providencia.

Leer másLa Providencia

Suplicado

Después del rudo asedio que te oprime, te muestras desinteresado en las aspiraciones proyectadas.

El claro sol del ideal se nubla cuando, finalmente, consignas la soledad que se derrama en tu alrededor.

La palabra-orientación del elocuente expositor que te convidara a la construcción del Mundo Mejor, perdió la vitalidad y él mismo camina atónito, sin rumbo.

El libro noble que alegró tu alma, adornándola de luz, parece ahora sin combustible, al constatar la realidad que le espera a aquel que ama.

Leer másSuplicado

Los primeros discípulos

No se sabe exactamente el lugar donde Juan bautizaba. Se supone que era cerca de Betabara, también llamada Betania, más allá del Jordán, lugar que quedaba en el margen este del rio. Fue allí que el Maestro hizo los primeros contactos para la composición del colegio apostólico.

En el día inmediato al histórico bautismo según el Evangelio de Juan (capítulo I), que no hace referencia cuando estuvo en el desierto, Juan Bautista conversaba con dos discípulos – los jóvenes Andrés y Juan (este el propio evangelista) – cuando vieron a Jesús en las inmediaciones. El precursor comentó:

Leer másLos primeros discípulos