Mundos regeneradores

16.Entre esas estrellas que resplandecen en la bóveda azulada, ¡cuántos mundos hay como el vuestro designados por el Señor para expiación y para prueba! Pero los hay también más miserables y mejores, así como los hay transitorios que pueden llamárseles regeneradores.

Cada torbellino planetario, corriendo en el espacio alrededor de un foco común, arrastra con él sus mundos primitivos, de destierro, de prueba, de regeneración y de felicidad. Seguir leyendo “Mundos regeneradores”

Cada cual

“Ahora, hay diversidad de dones, mas el Espíritu es él mismo.”- Paulo (I Corintios, 12:4.)

En todos los lugares y posiciones, cada cual puede revelar cualidades divinas para la edificación de cuantos con él conviven. Aprender y enseñar constituyen tareas de cada hora, para que colaboremos en el engrandecimiento del tesoro común de sabiduría y amor.

Quien administra, más frecuentemente puede expresar la justicia y la magnanimidad. Seguir leyendo “Cada cual”

Fanatismo e Idolatria

Fanáticos e idólatras de cualquier procedencia, son miembros carcomidos del organismo enfermo de la ignorancia.

Sumergidos en densa tiniebla mental, se niegan las bendiciones de la luz del discernimiento, cerrados en los corredores estrechos de la intolerancia renitente o del pavor inexplicable. Siempre los hubo en todos los tiempos.

Adorando los fenómenos de la naturaleza, por temerlos, o irguiendo tótems y a ellos ofreciendo sacrificios para apaciguarlos, el fanatismo y la idolatría alcanzaron el clímax cuando, en holocausto, fue derramada sangre en sus altares macabros… Seguir leyendo “Fanatismo e Idolatria”

Volver arriba