Construyamos el bien en nosotros mismos

Cada día tenemos que orar, eso debe de ser una manera de enfrentarnos al día día, entre tanto, nuestro mejoramiento interior debe ser lo más importante para nosotros, pues cultivando en nuestro interior el bien y el amor al Creador entonces y solo entonces, comenzaremos a ser buenos de corazón.

Muchas veces notamos como en nuestra mente surgen tantos pensamientos y la gran mayoría suelen ser perturbadores, entretanto, ellos son nuestra señal de que debemos procurar esforzarnos más. Seguir leyendo “Construyamos el bien en nosotros mismos”

Bendigamos

¡Bendigamos a los que se hicieran o se hacen instrumentos de nuestras dificultades!

¡Bendigamos a los que no nos comprendieron o todavía no nos comprendan, en los cuales
encontramos el estímulo para la adquisición de nuevo entendimiento!

¡Bendigamos a los que nos crearon o nos creen problemas y dificultades, porque sin ellos no adiestraríamos nuestras energías para la justa y necesaria auto-superación! Seguir leyendo “Bendigamos”

Desafíos

Para el cristiano decidido, en lucha por una conducta integral, la vida moderna es un perenne y áspero desafío.

Le acechan facilidades y comodismos, brindándole ocasiones de corromperse en opulentos banquetes de placer y fiesta.

Se sublevan contra su programa los que, pese a estar despiertos, duermen para las cuestiones del espíritu, invistiendo, furiosos, contra su paz y dedicación.

Acólitos de la ira, mal disfrazados, aparecen con múltiples caras atenazeando, afligiendo. Seguir leyendo “Desafíos”

Volver arriba