En viajes

Distribuir, por donde viaje, exhortaciones de alegría y esperanza, con cuantos comparta el itinerario.

El verdadero espirita jamás pierde oportunidad de hacer el bien.

Tratar generosamente a los compañeros del camino.

La calidad de la fe que alimentamos transluce de toda acción.

Ceder, dentro de las posibilidades naturales, las mejores posiciones en los vehículos a los compañeros más necesitados.

Leer másEn viajes

Juan Mañana

Cuando un pensamiento o una impresión os incline a corregir un defecto o el arrebato de una pasión, ya sea de palabra, obra o trabajo puramente mental, no esperes nunca el mañana para corregirlos, sino al momento, en seguida, porque esperando podréis encontraros en el día de vuestra transformación, y entonces tendréis que sufrir las consecuencias de vuestra pereza en el obrar.

Muchos piensan y dicen: Cuando vea que se acerca mi hora, cuando vea de que se aproxima el final de mi existencia, tomaré una resolución. ¡Mala manera de pensar es esa! Cada día tenéis avisos con las impresiones que os hacen sentir los Espíritus, y además, los dolores físicos os indican que vuestro organismo pierde sus energías y que se os va acercando la hora de rendir cuentas.

Leer másJuan Mañana

Conversando

La palabra constituye un poderoso medio de ayudar a los otros, pero, cuando es desajustada, crea muchísimos problemas en todos los frentes donde deseamos avanzar.

Cuidar de la palabra es vigilar nuestros propios valores, para que no pierdan la oportunidad de servir con Aquel que es el Camino, la Verdad y la Vida.

Leer másConversando

No creáis a todos los espíritus

6. Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios. Porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo. (San Juan, epístola I, cap. IV, versículo 1).

7. Los fenómenos espiritistas, lejos de acreditar los falsos Cristos y los falsos profetas, como afectan algunos decirlo, por el contrario, vienen a darles el golpe de gracia. No pidáis al Espiritismo ni milagros ni prodigios, porque declara formalmente que no los produce; así como la física, la química, la astronomía, la geología, etc., vinieron a revelar las leyes del mundo material, él viene a revelar las otras leyes desconocidas, las que rigen las relaciones del mundo corporal y del mundo espiritual, y como sus hermanas mayores de la ciencia, no son menos leyes de la naturaleza, y da la explicación de cierto orden de fenómenos incomprensibles hasta este día destruyendo lo que quedaba aún en el dominio de lo maravilloso.

Leer másNo creáis a todos los espíritus

Considerando el problema del hambre

Las estadísticas presentan las calamidades resultantes del hambre y los ojos del mundo se vuelven hacia el futuro, recelosos, estudiando apresuradas soluciones…

La expectativa en torno de la súper-población del Globo en los próximos decenios, engendra desequilibrio, aflicción…

Economistas y otros técnicos de varias estructuras del conocimiento, examinan los pronósticos sombríos y se encogen de hombros…

Leer másConsiderando el problema del hambre

El bautismo de Jesús

El río Jordán es el más importante de Oriente Medio. Fertiliza una vasta región, en una extensión de casi 200 kilómetros, desde el nacimiento, en la Antigua Cesárea de Filipo, pasando por el lago Tiberíades; tan grande, en sus 19 kilómetros de largo por 13 de ancho, que era llamado “mar”, impropiamente.

Desemboca más abajo, en el Mar Muerto, este de tan densa salinidad que no tiene vida en sus aguas.

Leer másEl bautismo de Jesús

Al sol del amor

Brillando por luz de Dios, aun en las regiones en que la oscuridad aparentemente domina, el amor regenera y perfecciona siempre. Pueden surgir grandes malhechores quebrantando el orden público, pero mientras existan padres y madres responsables y dedicados, el hogar brillará en el mundo cooperando para que se disuelva el lodo de la delincuencia en el arado del sudor o en la fuente de las lágrimas.

Pueden surgir niños, problemas y jóvenes desviados de todos los matices, pero mientras existan profesores dignos del nombre bendito que cargan, se levantará la escuela como santuario de la educación.

Leer másAl sol del amor

Plantío

Nuestra vida es un eterno plantío; la conciencia, la labranza inmensa, donde las semillas son depositadas como todas nuestras acciones.

Debemos ordenar nuestros sentimientos todos los días, examinarlos, antes que ellos se tornen palabras y actos porque, como nada se pierde, todo crece y se agiganta delante de su propio creador y pasa a convivir con él.

Trabajemos escogiendo aquello que vamos a sembrar, principalmente cuando el plantío sea en la mente ajena.

Leer másPlantío