Cansancio

Estás fatigado. El cansancio, cual fluido deletéreo, vence tus resistencias, adueñándose del aparato físico-mental, que accionas con dificultad.

Han sido tantas las aflicciones, las luchas, que, acobardado, te entregas a la indiferencia con relación al futuro bajo tormentos que dominaron tu capacidad de luchar.

Tienes la impresión de que el entusiasmo calló la voz de su emoción en tu sentimiento encarcelado en el dolor y sientes el corazón como si fuese un diamante bruto despedazándose dentro del pecho, golpeado por vigorosas tenazas que lo destrozan … Seguir leyendo “Cansancio”

Volver arriba