El Cristo de la Laguna

En la antigua ciudad de la Laguna
que al pie del alto Teide busca abrigo,
tienen sus habitantes la fortuna
que la imagen de un Cristo milagroso
les devuelva a su hogar dulce reposo.

La efigie representa
a Jesús expirando en el madero:
¡sus ojos entreabiertos
tienen una expresión tan sobrehumana!
sus labios contraídos
parece que modulan un sonido,
diciendo: acepta ¡oh! mundo
la santa ofrenda de mi amor profundo. Seguir leyendo “El Cristo de la Laguna”

Sí te esforzaras

Cap. XXVII – Ítem 8

Dices que no puedes respirar el clima de controversia en la experiencia doméstica; entretanto, si te esforzaras en el cultivo de la renuncia santificante, harás de tu casa un refugio de amor.

Dices que ya no soportas al amigo inadaptado, pero si te esforzaras en el ejercicio de la tolerancia, probablemente mañana conseguirías convertirlo en el colaborador ideal. Seguir leyendo “Sí te esforzaras”

Alimentación Espiritual

1- Escucho referencias al consumo de alimentos por los Espíritus. ¿Cómo es eso posible?

Todo lo que se mueve, todo ser vivo, consume algún tipo de energía o de alimento. Los Espíritus no son una excepción.

2- Si el hombre no ingiere alimentos, muere. ¿El Espíritu también muere?

Sabemos que el Espíritu es inmortal. No obstante, su estabilidad se subordina a la ingestión de alimentos compatibles con su condición. Seguir leyendo “Alimentación Espiritual”

Volver arriba