Penas temporales

983. El espíritu que expía sus faltas en una nueva existencia, ¿no experimenta sufrimientos materiales, y si esto es así, es exacto decir que después de la muerte, sólo sufrimientos morales experimenta el alma?

Es cierto que, cuando el alma está reencarnada, son un sufrimiento para ella las tribulaciones de la vida; pero sólo el cuerpo sufre materialmente. Con frecuencia decís del que ha muerto que ya no sufre, y esto no siempre es cierto. Como espíritu, no experimenta dolores físicos; pero, según las faltas que haya cometido, puede sentir dolores morales más agudos, y en una nueva existencia puede ser más desgraciado aún. Seguir leyendo “Penas temporales”

La verdadera santidad

— ¡Ay, Amalia! ¡Qué chasco me he llevado! —me dice mi amiga Leontina.

—¿Por qué?

—Porque yo creía que todos los espiritistas erais unos benditos de Dios, y encuentro que entre vosotros hay las mismas miserias que entre los religiosos y los ateos.

—Naturalmente que las hay; el saber que se vive eternamente no nos da el privilegio de ser virtuosos, generosos y abnegados de golpe y porrazo. Seguir leyendo “La verdadera santidad”

Volver arriba