Carnaval

La palabra Carnaval, según algunos lingüistas, es compuesta de la primera silaba del viejo proverbio latino: Carne nada vale (Carnis levale), también interpretado como “Fiesta del adiós a la carne”.

Equivale decir que se debe aprovechar la vivencia carnal para disfrutar hasta el agotamiento de los placeres sensuales proporcionados por los festejos. Seguir leyendo “Carnaval”

Jesús y tú

Cap. VI – Ítem 6

Nuestro Maestro no recurrió a condiciones excepcionales en el mundo, para exaltar la luz de la verdad y la bendición del amor. Por ese motivo no aguardes renovación exterior en la vida diaria para ayudar. Comienza de inmediato tu sublimación personal.

Jesús no tenía una piedra donde recostar su cabeza. Si está a tu disposición un mínimo recurso ya posees más que Él. Seguir leyendo “Jesús y tú”

Mansos

Aquí, la impiedad que al pasar dejó profundos surcos y el triunfo, ahora, adorna la cabeza del déspota que vive indiferente a la suerte del prójimo.

Allí, el poder asentó su morada, en el hogar de verdugo cruel, acostumbrado a perseguir.

Más adelante, los malos consiguen aplausos, recibidos por la afabilidad general, entre sonrisas y fiestas. Por eso, tienes la impresión de que la Tierra está convertida en un cubil de salteadores y que el honor, incomprendido, silenció su voz, siendo substituido por el descalabro moral. Seguir leyendo “Mansos”

El color del cristal

Dijo Campoamor, muy acertadamente:

Y es que en el mundo traidor
nada hay verdad ni mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira.

El hombre, efectivamente, desde que nace mira el camino de su vida con un anteojo que tiene al principio un solo cristal: éste es blanco, límpido, sin una mancha; después se van aumentando los cristales; cada año es un nuevo cristal que se une al primitivo, y ya el anteojo cambia de color, según viva el individuo. Seguir leyendo “El color del cristal”

Navidad

1- ¿Por qué la Navidad se convirtió en ese gasto y comilona que nada tiene que ver con Jesús?

Es una vieja tendencia. Alimentando intereses inmediatistas, bajo inspiración de las superficialidades, el hombre siempre transforma lo sagrado en profano.

2- ¿Qué se perdió en la Navidad?

La oportunidad de reflexionar en torno a la venida de Jesús al planeta, sustituido por fiestas muy próximas de las celebraciones paganas. Es bastante ilustrativo el hecho de que los animales que homenajearon a Jesús junto al pesebre hoy adornan las mesas navideñas, sacrificados por satisfacer a la glotonería de los fieles que no guardan ninguna fidelidad al espíritu navideño. Seguir leyendo “Navidad”

La luz

Vierte de las esferas resplandecientes la luz de la vida, bañando la Tierra en todas las direcciones con la energía que despierta las semillas donde algo debe nacer para las bellezas inmortales.

En todo lo que se ve, se toca y se siente, hay luz acumulada por procesos que los Ministros de Dios guardan para el futuro, a favor de los hombres y de las cosas, de los Espíritus y de la propia vida.

La luz viaja por el infinito fuera del proceso habitual de las leyes humanas, avanza en un viaje vertiginoso donando luces y recibiendo energía, distribuyendo alegría y recogiendo vida, manifestando esperanza y estableciendo felicidad, en el gran jardín de Dios. Seguir leyendo “La luz”

Intérprete de Dios

El Padre y Yo somos uno. – De esa manera se identificó el suave Rabí de Galilea, presentando Sus credenciales.

Esta frase, apuntada por el Evangelista Juan, sirvió de argumento, de forma equivocada, para que algunos considerasen al Maestro Jesús como el mismo Dios. Sin embargo, lo que deseaba decirnos el Cristo es que Él interpretaba el pensamiento de Dios en la Tierra. De tal manera comulgaba con el Padre, que sabía expresar exactamente Su voluntad. Seguir leyendo “Intérprete de Dios”

Los efectos del carnaval

Es la fiesta que guarda vestigios de la barbarie y del primitivismo, que aun reina entre los encarnados marcados por las pasiones del placer violento. Como nuestro imperativo mayor es la ley de evolución, un día todo eso, todas esas manifestaciones ruidosas que marcan nuestro estadio de inferioridad desaparecerán de la Tierra. En su lugar, entonces, predominará la alegría pura, la jovialidad, la satisfacción, el júbilo real, con el hombre despertando para la belleza y el arte, sin agresión ni promiscuidad. Seguir leyendo “Los efectos del carnaval”

Carnaval

Las ciudades muchas veces en época del carnaval, se engalanan con trajes de luces, ajenas a todo lo que vibra a su alrededor. Multitud de desencarnados se entremezclan con la masa humana excitada en los sentidos físicos, las calles y plazas están fantásticamente iluminadas, pero esas luces no observan la psicoesfera cargada de vibraciones de bajo tenor.

Una significativa y enorme franja de la humanidad terrenal transita entre los límites del instinto y el comienzo de la razón, más sedientos de sensaciones que ansiosos por las emociones superiores. Seguir leyendo “Carnaval”

Navegación de entradas

1 2 3 4 6 7 8
Volver arriba