El caso de mme. Livermore

Gabriel  DelanneLas apariciones de Katie King han sido tan numerosas y tan a menudo observadas, que es imposible dudar un instante que no sea un espíritu el que se manifiesta así; pero como ella declaraba haber vivido en otro tiempo bajo el nombre de Annie Morgan, bajo el reinado de Carlos I, no era factible comprobar su identidad. Hemos comprobado cómo Florencia, la hija de Mme. Marryat, se había hecho reconocer gracias a un signo particular del labio. Vamos a ver otro.

Según M. Aksakoff sería imposible encontrar un caso más concluyente, más perfecto, como prueba de identidad de la aparición de una forma materializada, que el que nos presenta el caso de Estela, fallecida en 1860, a su marido M. Livermore.

Leer másEl caso de mme. Livermore

Instrumentos de la obsesión

bezerraHijos, no os olvidéis de que, sin vigilancia, vosotros mismos podréis transformaros en instrumentos de perturbación espiritual unos para los otros.

Los espíritus obsesores, interesados en minaros la resistencia moral, más allá de asediaros directamente, os asedian indirectamente a través de aquellos que no suponen estar sirviéndoles de intermediarios para sustraeros la paz.

Leer másInstrumentos de la obsesión

Tormentos modernos

modernosLos avances de la ciencia aliados a la tecnología favorecen la vida con incomparables contribuciones: higiene y salud, comodidad y placer, facilidad de locomoción y de cultura, programas de solidaridad y apoyo, más amplios recursos de fraternidad e inter-relacionamientos personales…

La globalización es inevitable, ganando distancias con velocidades expresivas y participando en lo que ocurre en cualquier lugar en los diferentes puntos del globo. Desterrarán de la Tierra varias endemias, erradicarán enfermedades crueles, alterarán la faz del planeta, mejorando innumerables condiciones…

Leer másTormentos modernos

Conserva siempre vivo el ideal de felicidad

animoConserva siempre vivo el ideal de felicidad. Trabaja mirando el bien propio y el bien de la humanidad. Pera no tengas la preocupación de acumular riquezas que los gusanos destruyen y que la herrumbre consume.

Acumula riquezas duraderas, construidas con los beneficios que prestas a tus hermanos; porque, mañana, recibirás de todos la alegría de la victoria lograda con tu auxilio. La alegría del bien que se realiza es el mayor tesoro que podemos obtener.

Leer másConserva siempre vivo el ideal de felicidad