Control de la mediúmnidad

desencarnacionDentro de los límites razonables, es conveniente, ejercer control sobre los médiums desde la iniciación del desarrollo, orientándolos moralmente, esclareciéndolos sobre la manera más perfecta de ejercer las facultades que posean, o en otro sentido, impidiendo o reduciendo al mínimo las posibilidades de mistificación, de caídas y fracasos, ya que no sucede lo mismo en relación a las facultades en sí mismas, puesto que su dominio se nos escapa.

No hay procedimiento alguno que se pueda emplear, en forma sistemática y al alcance de todos, que realmente inspire confianza y represente seguridad para enfrentar los múltiples y complejos aspectos que la mediúmnidad nos presenta constantemente en la práctica.

Leer másControl de la mediúmnidad

Más vale

Emmanuel-Más vale sufrir que generar el sufrimiento, a la vez que todos cuantos padecen, lanzados a la zanja de la provocación por la crueldad de los otros, encuentran en sí mismos los necesarios recursos de bienestar y de reajuste, al mismo tiempo que los contratistas del mal soportarán las lesiones mentales que imponen a sí mismos, en los conflictos de la conciencia.

***

Más vale arrastrar la incomodidad del escarnio que se nos tire al rostro, que maltratar al prójimo con la ironía, porque las víctimas de la injuria fácilmente se apoyan en la fe con que renuevan las propias fuerzas, al paso que los promotores del sarcasmo transportaran consigo la hiel y el vinagre con que perturbamos sentimientos ajenos.

Leer másMás vale

Minutos de Sabiduría

pastorino«Haz a los otros lo que te gustaría que hiciesen contigo».

Quien profirió estas palabras, Jesús, sabía lo que estaba diciendo. Si desprecias, serás despreciado. Si críticas, serás criticado. Pero si distribuyes bondad, comprensión y amor, recibirás en cambio, amor, comprensión y bondad.

Cada uno recibe de acuerdo a lo que da. Haz a los otros lo que quieres que hagan contigo.

Leer másMinutos de Sabiduría

La Europa moderna frente al Evangelio

emmanuel2Es innegable la importancia de la tarea de los europeos, impulsando el progreso de los otros continentes del planeta. Fue su grandiosa civilización, cuyos orígenes el cristianismo alimentó con la rica sustancialidad de sus ideales, que renovó las actividades científicas e industriales de los pueblos de Oriente, inaugurando, aun, en las tierras americanas, una vida nueva, no obstante, las atrocidades execrables practicadas por los conquistadores, para someter al elemento indígena.

Leer másLa Europa moderna frente al Evangelio