De la prohibición de evocar a los muertos

kardec1.La iglesia no niega en ningún concepto el hecho de las manifestaciones. Al contrario, las admite todas, como se ha visto en las citas precedentes, pero las atribuye a la intervención exclusiva de los demonios. No hay razón para que algunos invoque el Evangelio para impedirles, porque de ellas no habla una palabra. El supremo argumento de que valen es la prohibición de Moisés. He aquí en que términos se expresa con este motivo la pastoral citada en las capítulos anteriores: “No es permitido ponerse en relación con ellos (los espíritus) ya sean inmediatamente, ya sea por intermedio de los que los evocan e interrogan. La ley Mosaica castigaba de muerte esas practicas detestables, es un uso entre los gentiles: “No vayáis a encontrar los magos- dice le libro Levítico-, y no dirijáis a los adivinos ninguna pregunta por miedo de quedar manchados dirigiéndoos a ellos”, (Capitulo, XVI, v.31).

Leer másDe la prohibición de evocar a los muertos

Promoción

FaroCuando la tentación y la enfermedad nos visitan…

Cuando nuestra esperanza se disuelve en el sufrimiento…

Cuando la provocación se nos presenta invencible…

Cuando somos apuntados por el dedo de la injuria…

Cuando los propios amigos nos abandonan…

Cuando el resentimiento aparece…

Cuando la incomprensión nos busca, amenazadora…

Cuando somos notificados a olvidarnos, en beneficio de los otros…

Entonces es llegada para nosotros el test de aprovechamiento espiritual, en la escuela de la vida, para efecto de promoción.

Leer másPromoción

Necesidad de objetivo

divaldo_pereiraLa búsqueda de un sentido existencial por parte del ser humano, constituye una fuerza innata que le impulsa para su progreso. Al identificarlo, se le torna un objetivo básico para ser conquistado, poniendo todos los recursos para conseguir la meta. Gracias a eso, que pueden ser sus ideales, sus necesidades, sus ambiciones, ofrece la vida y no teme a la muerte, consiguiendo, inclusive, permanecer bajo las más miserables e inhumanas condiciones, desde que esa llama permanezca encendida interiormente. Se trata de un sentido personal que nadie puede ofrecer, y que es particular a cada cual. Se convierte, de futuro, en un ideal de grupo, en razón de constituir interés colectivo, pero su origen se encuentra en el nivel de consciencia y de pensamiento individual, que elige que hacer y cómo hacerlo. No puede ser elegido u ofrecido por otro, sino conseguido por el propio ser. Posiblemente será propuesto cuando se despierta para el interés, llamándole la atención, pero su decisión es personal.

Leer másNecesidad de objetivo

Herencia genética y herencia espiritual

Juan_Miguel_FernándezEl hombre y la mujer de la actualidad, después de los grandes e inimaginables vuelos del conocimiento y de la tecnología, se debaten sorprendidos en las aguas turbias de la inquietud y del sufrimiento, constatando que los milenios de cultura y de civilización que les ampliaron los horizontes del entendimiento, no les han solucionado los grandes desafíos de la emoción. Existe un desfase inmenso entre el homo tecnológico y el ser espiritual, que se presenta desprovisto de recursos para los grandes enfrentamientos propuestos por los mecanismos de sus propias construcciones. Por más que la mente humana indague con respecto a la vida, en el momento actual y coyuntural del conocimiento, y a pesar de ser innegablemente extenso, se muestra muy difícil encontrar las respuestas adecuadas que permitan al ser retener todo su sentido y significado. Reduciéndola a casualidades absurdas, destituida de cualquier lógica, algunos investigadores simplificaron la vida, eliminando así las mayores preocupaciones en torno a su magnitud. Otros la establecieron sobre contenidos mitológicos de fácil adaptación, gracias a los componentes de lo sobrenatural, de lo maravilloso.

Leer másHerencia genética y herencia espiritual