Insania

bezerraHijos, la insania mental, en sus manifestaciones, es consecuente de la imperfección humana. Todos estamos más cercanos del ayer que del mañana: el pasado ejerce mayor influencia sobre nuestras acciones de lo que el propio presente, que somos llamados a vivir en el hoy de las oportunidades que se nos renueva, a través de la reencarnación. Imprescindible, pues, que tengáis prudencia contra el desequilibrio que, en un instante de cólera o de falta de vigilancia, os podrá acometer en las reacciones patológicas de la mente.

Habituaos a la serenidad, a través de la oración y del ejercicio constante del bien a los semejantes, creando en vosotros mismos resistencia contra el mal que os acecha los pasos en la caminada.

Los recuerdos de vuestras imperfecciones y males, es en vosotros más reciente que las virtudes que aún no despertaron en el espíritu… Aun mismo sabiendo que solamente el Amor es real, porque eterno como la Fuente de la cual promana, los hombres no tienen duda en fomentar el odio, creando ilusiones que se oponen a la Verdad.

Leer másInsania

Las vidas sucesivas y los mundos habitados

emmanuel_chico_xavierAlgunos estudiosos, desde hace muchos siglos, guardan las verdaderas concepciones del Universo, el cual no se encuentra circunscrito en el minúsculo planeta terreno y es representado por el infinito de los mundos, dentro del infinito de Dios.

No obstante, las teorías del sistema geocéntrico, que encaraba la Tierra como el centro del grupo de planetas en que os encontráis, la idea de la multiplicidad de los soles venia, de hace mucho, animando el cerebro de los pensadores de la antigüedad.

A pesar del objetivo de vuestros telescopios, que descubren, en la inmensidad, “las tierras del cielo”, se cree erradamente que solo vuestro mundo ofrece condiciones de habitabilidad y solamente en él se verifica el florecimiento de la vida.

Leer másLas vidas sucesivas y los mundos habitados

Morir en la infancia

rosas_negrasCuando la muerte arrebata a los padres a aquellos seres que se encuentran en plena infancia surgen, inevitablemente, una serie de preguntas y de dudas angustiosas, martilleando la mente, llevando, a veces, a los familiares, a modificar sus conceptos sobre la vida y la muerte, tratando de comprender los designios divinos, o bien, rebelarse ante ellos, en un proceso particular e individual que forma parte de cada uno.

Las preguntas, las dudas, las inquietudes, son muchas… mas las respuestas, el esclarecimiento y la serenidad, en líneas generales, sólo vendrán con el paso del tiempo. Para poder llegar a alguna explicación que despeje incógnitas e incertidumbres y, por lo menos, aporte algo de luz, de consuelo y de esperanza, la búsqueda de estas respuestas tiene que abarcar, necesariamente, la visión espiritual sobre la vida y la muerte, contemplando al niño como lo que realmente es: un Espíritu inmortal, ocupando temporalmente un cuerpecito físico de niño, con toda una trayectoria y todo un bagaje acumulado, alternando experiencias como encarnado y desencarnado, con las adquisiciones y con las necesidades de cada tiempo.

Leer másMorir en la infancia