El vacío existencial

JoannaAngelisEn ese proceso de la superación de lo primario, cuando el Self adquiere discernimiento, si no hubiera una madurez paulatina y cuidadosa, ocurre, según Viktor Frankl, en sus estudios y aplicaciones de logoterapia, dos fenómenos que responden por el vacío existencial: la perdida de algunos instintos animales, básicos, que le daban seguridad, y la desaparición de las tradiciones que se diluyen, y antes le eran paradigmas de equilibrio. Delante de eso, el individuo es obligado a escoger, con discernimiento para elegir, dejando salir al otro tipo de instintos de sobrevivencia para continuar luchando.

Sin una decisión clara, se transforma en instrumento de los otros, actuando conforme las demás personas, en actitud conformista, no reaccionando a los impositivos del medio, perdiéndose, sin motivación, o se deja conducir por los intereses del grupo, actuando conforme el mismo, que le impone comportamientos agresivos, anulando su interés y alterando su campo de acción. Naturalmente pierde el contacto con el Self para que sobreviva el ego, y asimilando lo que es bueno de la época, asume los modismos y se despersonaliza.

Leer másEl vacío existencial

La inteligencia y el desarrollo moral

instintoAntoine de Saint-Exupéry, el famoso autor de Le Petit Prince, expresó que «Debemos poner la inteligencia al servicio del amor, si queremos un mundo de paz y de justicia». Y es verdad. Es verdad porque la función principal de la inteligencia no es conocer, sino alcanzar la felicidad y la dignidad. En este sentido, la moral hay que considerarla como el desarrollo más decisivo de la inteligencia, como una necesaria creación de la inteligencia. Por consiguiente, podemos definir la moral como el conjunto de soluciones más inteligentes que se nos ha ocurrido para resolver problemas que afectan a nuestra felicidad personal y a la propia convivencia.

El correlato de esta realidad, como sabéis, tiene su origen en el Psiquismo divino partiendo como fascículo de luz, como mónada celeste rumbo a la infinitud; todo un proceso de desenvolvimiento de fuerzas vitales en el principio inteligente que dieron origen a los instintos, a las sensaciones, a las emociones, a los sentimientos y en el estadio actual de la humanidad a la razón, encontrándonos ahora en avance a la intuición, rumbo a la angelitud, por la plenitud del amor. Afirmamos, con la doctrina espírita, que la moral es, pues, una forzosidad, una necesidad exigida por la propia naturaleza, por el desarrollo antropo-socio-psicológico del ser humano. Ver surgir la moral en este transcurso equivale a ver surgir al hombre del animal, esto es, la humanización del principio inteligente del universo.

Leer másLa inteligencia y el desarrollo moral

Fidelidad

servirSin duda, no nos pide el Señor votos relucientes de la boca, ni promesas brillantes.

Jesús no necesita ni incluso de las nuestras de las afirmaciones labiales de fe, ni tampoco de manifestaciones adorativas.

Cuenta, si, con nuestra fidelidad, sean cuales sean las circunstancias.

Si el día resplandece el cielo azul, tengamos el valor de romper con todas las sugestiones de bienestar propio, avanzando al frente…

Si la tempestad fulgura en el techo del mundo, cultivemos bastante abnegados para sufrir el granizo y el viento, solicitando el horizonte que nos cabe alcanzar.

Leer másFidelidad

Anotación en servicio

EmmanuelCorregirnos si y siempre. Condenarnos no.

Valoricemos la vida por lo que la vida nos muestre de útil y bello, noble y grande.

Mero deber mejorarnos, mejorando el propio camino, en régimen de urgencia, sin embargo, abstenernos del hábito de remover inútilmente las propias heridas, alargándoles la extensión.

***

Somos espíritus endeudados de otras eras y, evidentemente, aun no nos esforzamos, como es necesario, al rescate de nuestros débitos, aunque, ya reconocemos las propias cuentas con la disposición de extinguirlas.

***

Virtudes no poseemos, con todo, ya no caemos más, conscientemente, para la criminalidad y venganza, violencia y crueldad.

Leer másAnotación en servicio