¡No tengas miedo!

pastorino¡No tengas miedo! ¿Miedo de qué?

Nuestra vida es eterna, nuestro yo, que es nuestra alma, no muere nunca. La vida continúa eternamente. Trata de sentir a Dios palpitar dentro de ti, en los pensamientos que elabora tu cerebro, en la vida que late en tu corazón.

No temas, porque Dios está siempre en ti. Sigue tu camino seguro y sereno y descubrirás a Dios en todo.

***

Trata de vivir constantemente buscando estudiar y aprender cosas útiles y provechosas para ti y para el prójimo. Cuando dejamos de aprender y de progresar, comenzamos realmente a morir.

Leer más¡No tengas miedo!

Lejos de la luz

emmanuel_chico_xavier¿Cómo observar la actitud de aquellos que desisten de las actividades espiritas, después de abrazar tareas doctrinarias?

Evidentemente, el escoger libremente nos comanda las decisiones en todas las áreas del pensamiento, entretanto, es forzoso anotar que el abandono de los compromisos, ante el Cristo de Dios, es siempre lamentable, porque, si en el campo de las bendiciones que nos alegran, aparecen dificultades para superar, esos mismos obstáculos serán mucho mayores en otros ambientes.

***

Sufres injuria y sarcasmo, al lado de amigos que te comparten la fe y te animan las fuerzas, pero si huyes deliberadamente de su convivencia, padecerás semejantes sufrimientos mucho más intensivamente, a la distancia de esos compañeros y benefactores de cuya protección te eximes.

Leer másLejos de la luz

¿Qué habéis hecho del hijo que confié a vuestros cuidados?

madres“¿Qué habéis hecho del hijo que confié a vuestros cuidados?”

San Agustín,

(El Evangelio según el Espiritismo, cap. XIV, ít. 9)

En una sociedad en la que se valora el tener en detrimento del ser, lo natural es que se dé más importancia a tener hijos que a ser padres y madres. El tener hijos está relacionado con la posesión y el dominio. Según esa visión, el hijo debe satisfacer las expectativas de sus progenitores, quienes lo consideran como un prolongamiento de ellos, un proyecto para realizar sus intereses o superar sus frustraciones. Con el fin de lograr afecto, el hijo intenta atender a la voluntad de sus progenitores y, en ese proceso, tiene dificultad en desarrollar su identidad y puede perder la capacidad de decir no, de poner límite a las demás personas así como la espontaneidad en ser coherente con lo que piensa y siente.

Leer más¿Qué habéis hecho del hijo que confié a vuestros cuidados?

La vida en el universo

universo«Hay muchas moradas en la casa de mi Padre» (Jesús de Nazareth)

Tomamos como principio generador de cuerpos y naturalezas al Éter Universal, definiendo su comportamiento de acuerdo a las leyes propias de la materia. Inherentes al Fluido, esas leyes mantienen el equilibrio y todas las propiedades en las infinitas manifestaciones que presentan. Leyes poderosas y activas, ocultas o latentes, pero destinadas a dirigir, mantener, conservar o destruir a los mundos en los diferentes periodos. De ellas se derivan los diferentes torbellinos y aglomeraciones de fluidos difusos, materia nebulosa, que dan origen a centros de creaciones simultáneas y sucesivas.

Nuestro sistema solar no había iniciado su etapa evolutiva y, sin embargo, los soles iluminaban el éter primitivo y los planetas habitados abundaban. La Creación estaba exuberante y los ojos maravillados de seres que nos antecedieron.

Leer másLa vida en el universo