Declaración de Cromwell Varley

Gabriel DelanneIngeniero jefe de las líneas telegráficas de Inglaterra

“He aquí un cuarto caso, en el cual soy el principal protagonista. Había hecho experimentos sobre la fabricación de la porcelana, y los vapores del ácido fluorhídrico, del que había hecho un largo empleo, me habían producido espasmos en la garganta. Estaba seriamente enfermo y con frecuencia me ocurría que me despertaran los espasmos de la glotis. Se me había recomendado tener siempre a mano el éter sulfúrico para respirar y hallar un pronto alivio. Recurrí a él siete u ocho veces, pero su olor me era tan desagradable que acabé por emplear el cloroformo. Lo coloqué al lado de mi cama y, cuando tenía que servirme de él, me inclinaba encima de la esponja en una posición tal, que cuando sobrevenía la insensibilidad, caía hacia atrás, mientras la esponja rodaba por el suelo. Una noche, sin embargo, caí de bruces, reteniendo la esponja aplicada sobre mi boca.

Leer másDeclaración de Cromwell Varley

El caminito del cielo

amalia-domingo-soler-399Cada cual tiene en este mundo un lugar predilecto, un sitio preferido. El mío es la orilla del mar. ¡Cuántas lágrimas se han derramado en el insondable océano! El otro día leí un soneto en donde al autor afirmaba que las aguas del mar son saladas porque eran las lágrimas de las esposas, de las madres, de las novias, de los hijos, de las familias de los náufragos. Pensando un día en las tragedias que se desarrollan en la superficie y en el fondo del mar, comprendí que un ser invisible me acompañaba; tomé la pluma para recoger cuidadosamente la inspiración que descendía sobre mí y que voy a trasladar ahora a este papel:

«Hace algunas horas que te envuelvo con mi fluido. Espíritus amigos me acompañan, entre ellos tu madre, a la cual me une una estrecha simpatía, porque las dos sentimos el amor de los amores, el amor maternal, que en toda su pureza, en toda su inmensidad, es un trasunto del amor divino. ¡Cuánto he sufrido por mis hijos! Mi amor a ellos me ha hecho retroceder, estacionarme y adelantar: ha sido siempre el foco luminoso en torno del cual han girado mis existencias.

Leer másEl caminito del cielo

El objetivo del Espiritismo

JesusPor el Evangelio el Espiritismo se anuncia. La iglesia espírita deberá ser la iglesia cristiana en su simplicidad primitiva, en su pureza, en su verdad, tal como lo estableció Jesús y lo entendieron sus apóstoles. Pablo, el doctor de la gente, discurriendo sobre la misión de Jesús en la Tierra, dijo: “Nadie puede poner otro fundamento, además de aquel que ya está puesto, a saber: Jesucristo.” Sin embargo, sigue el convertido de Damasco, aunque sea uno solo el fundamento, muchas son las edificaciones construidas sobre el mismo; unos construyen obras de plata, otros de oro, otros de piedras preciosas, otros de madera, de paja e incluso de heno. Tales obras, concluye, serán probadas en el fuego; en él, algunas permanecerán, otras serán deshechas.

Leer másEl objetivo del Espiritismo

La búsqueda del sentido existencial

divaldo-francoExistir significa tener vida, ser parte del Universo, contribuir para la armonía del Cosmos. La existencia humana es una síntesis de múltiples experiencias evolutivas, trabajadas por el tiempo a través de automatismos que se transforman en instintos y se convierten en las elevadas expresiones del sentimiento y de la razón.

A medida que los automatismos biológicos se convierten en impulsos dirigidos, exceptuando algunos que permanecerán sin la contribución de la consciencia, el ser psicológico pasa a sobresalir, conduciendo, de inicio, la carga de los atavismos que deberán ser manejadas, diluyendo aquellos de naturaleza perturbadora y perfeccionando aquellos otros que se transformarán en fuentes de alegría, de placer y de paz…

Leer másLa búsqueda del sentido existencial

Colegio de luz

emmanuelNadie se reconocería fuera de la paciencia y del amor que Jesús nos legó, si todos frecuentásemos la universidad de la beneficencia, cuyos institutos de orientación funcionan, casi siempre en las áreas de la retaguardia.

Ahí, en los recintos de la penuria, las lecciones son administradas, en vivo, a través de las aulas innumerables del sufrimiento.

***

Tanto como puedas y, más largo y tendido en los días de aflicción, cuando todo te parezca una invitación al desaliento, procura experiencia y comprensión en esa escuela bendita, basada en necesidad y lágrimas.

***

Si contratiempos te hieren en los asuntos humanos, visita a los hermanos enfermos, segregados en el hospital, a fin de que puedas aprender a valorizar la salud que te permite trabajar y renovar la esperanza.

Leer másColegio de luz