Avaricia

emmanuel2El avariento de los bienes materiales es acreedor de reprobación, pero el avariento del amor es digno de lástima. El primero se esconde en un pozo dorado, el segundo se sumerge en las sombras del corazón.

*

El mezquino de la fortuna monetaria retiene piedras, metales y papeles de valor convencional, que la vida sustituye en la provisión de recursos a la comunidad, pero el mezquino del alma retiene la fuente de la felicidad y de la paz, de la esperanza y del buen ánimo que constituye alimento indispensable a su propia vida.

*

El primero teme gastar bagatelas y se arroja a la enfermedad y al hambre. El segundo teme difundir los conocimientos superiores de los que se enriquece y suscita la incomprensión, alrededor de sus propios pasos.

Leer másAvaricia

De la mediumnidad de los animales

kardec234. ¿Los animales pueden ser médiums?

Muchas veces se ha hecho esta pregunta y ciertos hechos parece que responden afirmativamente. Lo que sobre todo ha podido acreditar esta opinión son los signos notables de inteligencia de algunos pájaros adiestrados, que parece que adivinan el pensamiento y sacan de un paquete de cartas las que pueden contener la respuesta  exacta a una pregunta hecha. Hemos observado estos experimentos con un cuidado muy particular, y lo que hemos admirado más es el arte que ha sido preciso desplegar para instruir a estos pájaros. Sin duda no se les puede negar cierta dosis de inteligencia relativa, pero sería preciso convenir que en esta circunstancia su perspicacia sobrepujaría de mucho a la del hombre, porque no hay nadie que pueda vanagloriarse de hacer lo que ellos hacen; aun sería preciso para ciertos experimentos suponerles un don de doble vista superior a los sonámbulos, que ven más claro.

En efecto, se sabe que la lucidez es esencialmente variable y que está sujeta a frecuentes intermitencias, mientras que en los pájaros sería permanente y funcionaría a punto fijo con una regularidad y una precisión que no se ve en ningún sonámbulo; en una palabra, nunca les haría falta. La mayor parte de los experimentos que hemos visto son de la misma naturaleza de los que hacen los prestidigitadores y no pueden dejarnos duda sobre el empleo de alguno de sus medios, particularmente el de las cartas forzadas. El arte de la prestidigitación consiste en disimular estos medios, sin lo que el hecho no tendría ningún atractivo.

Leer másDe la mediumnidad de los animales

Faltas

emmanuelReunión pública del 6-2-61
1ª Parte, cap. VII, §27

Es probable que el disgusto de tu compañero haya brotado de algún gesto tuyo, aunque no tuvieras intención de provocarlo.

Una broma fuera de lugar o una observación inoportuna pueden haberle producido el efecto de un golpe.

Por cierto, no alimentaste la intención de herirlo, pero pese a ello la armonía se quebró por una nimiedad, y el conflicto alcanzó proporciones gigantescas.

Debido a causas anteriores la mente está enferma, perturbada.

En el pasado debemos haberlo ofendido realmente.

La cólera puede haber cegado nuestro entendimiento y empuñamos la maza de la injuria.

Pretendemos aconsejar, pero herimos el corazón de quien nos escucha.

Leer másFaltas

Existencias fragmentadas

JoannaEl ego utilizándose de técnicas para enmascararse, recorre con frecuencia a mecanismos sutiles, cuando se ve enfrentado por el deber de asumir responsabilidades que se derivan de los actos insensatos, tales como transferencia de culpa y auto punición.

En el primer caso, se le torna más fácil, racionalmente, huir para la inocencia y la fragilidad, dirigiendo acusaciones al otro, que enfrentarse, y, en el segundo caso, el recurso de la auto punición limitadora e infeliz, como anestésico para la consciencia y liberación de un conflicto, incluso generando otros.

Reprimiéndose desde la infancia mal vivida, el ser escamotea los sentimientos y procura vivir conforme los estereotipos convencionales, impidiéndose la autorrealización, el enfrentamiento lucido, el coraje para asumir responsabilidades y de ellas despreocuparse sin conflictos.

Leer másExistencias fragmentadas