El egoísmo

amalia¿Por qué? Porque tú eres uno de los muchos egoístas que pululan en el mundo y justo es que conozcas lo que se dice de vosotros. Dices que yo soy egoísta, ¿Y por qué? ¡Porque me gusta divertirme y no me he fijado en nadie! ¡Qué quieres! Cada uno es como Dios le ha hecho. No creas que Dios se haya parado a modelar figuras tan defectuosas; somos nosotros los que nos revestimos de nuestras buenas o malas cualidades.

Leer másEl egoísmo

Cuando la piedra se transformó…

divaldoEra el período nazi. Segunda Guerra Mundial. En el campo de concentración de Auschwitz, entre tantos verdugos, uno era muy conocido: se llamaba Herr Mueller. Señor Mueller. Nombre común para el pueblo alemán. Pero los prisioneros de aquel campo lo distinguían de cualquier otro. Parecía tener una piedra en lugar del corazón. Frío, implacable. Decidía sobre la vida y la muerte de los pobres prisioneros de la arbitrariedad y de la locura humana. Entre tantos prisioneros, había uno que lo había conocido mucho antes que el Nazismo lo transformase en verdugo. Era el ilustre rabino de un pueblo polaco, Samuel Shapira. Él había conocido al Herr Mueller cuando era agricultor, en la década de 1930, en su pueblo.

Cuando bajó del tren de prisioneros, su mirada se cruzó con la de Herr Mueller y, como en aquellos años lejanos, se saludaron: Buenos días. Y el verdugo le indicó que siguiera la fila de la derecha, para tornarse un prisionero más en aquel campo de concentración. Los que fueron indicados para la izquierda iban directamente para la muerte.

Leer másCuando la piedra se transformó…

Auxilio Moral

Emmanuel-chicoxavierEn muchas circunstancias, nos consternamos ante la imposibilidad de cambiar el pensamiento o la ruta de personas queridas.

¿Cómo proteger a un hijo que se aleja de nosotros, a través de actitudes que consideramos indeseables, o cómo resguardar a un amigo que persiste de manera que no parece el mejor?

Unas veces, la persona en cuestión es alguien que nos merece largo tiempo de amistad larga y cariño; otras veces es persona que se erigía en nuestra senda como baliza de luz.

Todo que fue armonía va al campo de las aparentes contradicciones, y todo lo que nos fue tarea triunfante danos la impresión de trabajo deteriorado, volviendo al punto de partida.

Leer másAuxilio Moral

Sé alegre y optimista

pastorinoSé alegre y optimista; Dios está en ti.

No hagas como los tontos que piensan que Dios está muy lejos, sentado en un trono de oro. Nada de eso. No lo busques en las nubes, o en las estrellas, tan alto que no puedas encontrarlo. Él está en ti y te habla silenciosamente, con la voz de la conciencia.

Trata de descubrirlo, viviendo con pureza de corazón y amando a todos como a ti mismo.

***

Convéncete de que el mundo no es un parque de diversiones; es un ambiente de trabajo.

Leer másSé alegre y optimista

Conócete a ti Mismo

FaroLa felicidad fue, es y será siempre la mayor y la más profunda aspiración del hombre. No existe nadie que no desee conquistarla, tenerla como una compañera inseparable de su existencia. Raros, entretanto, son aquellos que la han conseguido. Es que gran parte de los terrícolas, no conociéndose a sí mismos, como “imagen y semejanza de Dios”, e ignorando los altos destinos para los que fueron creados, no comprenden aún que la verdadera felicidad no consiste en poseer y disfrutar de algo que el mundo nos pueda dar y que, siéndonos negado o retirado, nos hace infelices.

En efecto, aquello que venga de fuera o dependa de otros (bienes materiales, poder, fama, gloria, complacencia de los sentidos, etc.) es precario, inestable, contingente. No nos puede ofrecer, por consiguiente, ninguna garantía de continuidad. Además de eso, lleva fatalmente a la desilusión, al fastidio y a la vaguedad.

Leer másConócete a ti Mismo