El juicio final

kardec62. – Y cuando viniere el Hijo del hombre en su majestad, acompañado de todos los ángeles, se sentará sobre el trono de su gloria; – y estando todas las naciones reunidas ante él separará unas de las otras como un pastor separa las ovejas de los cabritos, y colocará las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a aquellos que están a su derecha: Venid, vosotros, benditos de mi Padre, etc. (San Mateo, Cap. XXV, v. del 31 al 46.– E/ Evangelio según el Espiritismo, Cap. XV).

Leer másEl juicio final

El Egoísmo

rodolfoNo es necesario tener mucho conocimiento en psicología para percibir que la fuente de todos los vicios que caracterizan la imperfección humana es el egoísmo. De él dimanan la ambición, los celos, la envidia, el odio, el orgullo y toda clase de males que hacen infeliz a la Humanidad, por las amarguras que producen, por las disensiones que provocan y por las perturbaciones sociales a que dan oportunidad. Lo vemos manifestarse en este mundo bajo las más variadas formas: Egoísmo individual, Egoísmo familiar, Egoísmo de clase, Egoísmo de raza, Egoísmo de nación, Egoísmo sectario. En su aspecto individual, se funda en un sentimiento exagerado de interés personal, en el cuidado exclusivo de sí mismo, y en el desamor a todos los demás, inclusive a los que habitan bajo su mismo techo, los cuales, no es raro, son los primeros en sufrir sus efectos.

Leer másEl Egoísmo

Nostalgia y depresión

JoannaAngelisLos síndromes de infelicidad cultivada se convierten en estados patológicos más profundos de nostalgia, que inducen a la depresión.

El ser humano tiene necesidad de auto-expresión, y eso solamente es posible cuando se siente libre. Víctima de la inseguridad y por el arrepentimiento, se convierte en juguete de la nostalgia y de la depresión, perdiendo la libertad de movimientos, de acción y de aspiración, frente al estado sombrío en que se oculta. La nostalgia refleja evocaciones inconscientes, que parecen haber sido ricas en momentos felices, que no se experimentan más. Puede proceder de existencias pasadas del Espíritu, que ahora las recapitula en los recónditos del ser, lamentado, sin darse cuenta, no disfrutarlas más; o de consecuencias actuales.

Leer másNostalgia y depresión

La paz del último día

Emmanuel-¿Ya pensaste en la paz del último día en la Tierra?

Hay, en el alma presto para regresar a su eterna patria, un modo de sensaciones desconocidas. En esos ojos nublados de llanto, en un cuerpo lavado por el copioso sudor de la agonía, gangrenado y semi-podrecido, donde los órganos rebeldes, en conflicto, son centros de los más violentos y rudos dolores, existe todo un cumulo de misterios indescifrables para aquellos de quedan. En esos rápidos minutos, un torbellino de pensamientos se acumula en ese cerebro agotado por los sufrimientos…

El Espíritu, en el umbral del túmulo, siente angustia y recelo; y, en los estertores de su impotencia, ve en una continuidad asombrosa de imágenes en movimiento, toda la inutilidad de ilusiones de la vida material. Todas sus vanidades y engaños caen furiosamente, como si un ciclón impiedoso los arrancase de su íntimo, y los que solamente para esos engaños vivieron se sienten, en la profundidad de sus conciencias, como si atravesasen un desierto árido y extenso; todos los errores del pasado gritan en sus corazones, todos los deslices se le presentan, y en esa quietud aparente de unos labios que se cierran en el doloroso rictus de la muerte, existen gritos de blasfemias y desesperación, que no escucháis, en vuestro propio beneficio.

Los que se dedican a las cosas Espirituales

Nunca nos cansaremos de repetir que la existencia en el planeta terreno constituye, para las almas más o menos desarrolladas, un lugar de aprendizaje o destierro: junto a esos seres sensibles, viven los espíritus retardados en su adelantamiento y aquellos que se encuentran en el inicio de la evolución. Para todos, no obstante, la lucha es la ley purificadora.

Leer másLa paz del último día