Las vidas sucesivas y los mundos habitados

emmanuel_chico_xavierAlgunos estudiosos, desde hace muchos siglos, guardan las verdaderas concepciones del Universo, el cual no se encuentra circunscrito en el minúsculo planeta terreno y es representado por el infinito de los mundos, dentro del infinito de Dios.

No obstante, las teorías del sistema geocéntrico, que encaraba la Tierra como el centro del grupo de planetas en que os encontráis, la idea de la multiplicidad de los soles venia, de hace mucho, animando el cerebro de los pensadores de la antigüedad.

A pesar del objetivo de vuestros telescopios, que descubren, en la inmensidad, “las tierras del cielo”, se cree erradamente que solo vuestro mundo ofrece condiciones de habitabilidad y solamente en él se verifica el florecimiento de la vida.

Leer másLas vidas sucesivas y los mundos habitados

Morir en la infancia

rosas_negrasCuando la muerte arrebata a los padres a aquellos seres que se encuentran en plena infancia surgen, inevitablemente, una serie de preguntas y de dudas angustiosas, martilleando la mente, llevando, a veces, a los familiares, a modificar sus conceptos sobre la vida y la muerte, tratando de comprender los designios divinos, o bien, rebelarse ante ellos, en un proceso particular e individual que forma parte de cada uno.

Las preguntas, las dudas, las inquietudes, son muchas… mas las respuestas, el esclarecimiento y la serenidad, en líneas generales, sólo vendrán con el paso del tiempo. Para poder llegar a alguna explicación que despeje incógnitas e incertidumbres y, por lo menos, aporte algo de luz, de consuelo y de esperanza, la búsqueda de estas respuestas tiene que abarcar, necesariamente, la visión espiritual sobre la vida y la muerte, contemplando al niño como lo que realmente es: un Espíritu inmortal, ocupando temporalmente un cuerpecito físico de niño, con toda una trayectoria y todo un bagaje acumulado, alternando experiencias como encarnado y desencarnado, con las adquisiciones y con las necesidades de cada tiempo.

Leer másMorir en la infancia

De la obsesión y de la posesión

kardec56. La obsesión es el dominio que los malos espíritus ejercen sobre ciertas personas, con el fin de enseñorearse de ellas y someterlas a su voluntad por el placer que experimentan causando daño. Cuando un espíritu, bueno o malo, quiere obrar sobre un individuo, lo envuelve, digámoslo así, con su periespíritu cual si fuere una capa; entonces, compenetrándose los dos fluidos, los dos pensamientos y las dos voluntades se confunden, y el espíritu puede entonces servirse de ese cuerpo como el suyo propio, haciéndole obrar a su voluntad, hablando, escribiendo o dibujando: así son los médiums. Si el espíritu es bueno, su acción es dulce, benéfica y solamente incita a hacer cosas buenas; si es malo, las incita a hacer malas. Si es perverso e inicuo, arrastra a la persona cual si la tuviera dentro de una red, paraliza hasta su voluntad y aun su juicio, el cual apaga bajo su fluido como cuando se apaga el fuego con un baño de agua; le hace pensar, obra por él; le obliga a cometer actos extravagantes a pesar suyo; en una palabra, le magnetiza, le produce la catalepsia moral, y entonces el individuo se convierte en ciego instrumento de sus gustos.

Leer másDe la obsesión y de la posesión

Prevención del alma

MediumnicoDe múltiples modos, divisamos la intervención de los otros en la salvación ajena, cuando el peligro amenaza.

***

Bomberos, aquí y más allá, arrebatan personas al imperio del incendio, devolviéndolas a la seguridad.

***

Médicos se consagran a enfermos, preservándoles la vida.

***

En todos los lugares de la Tierra, guardias dedicados de las vías públicas arrancan a la muerte legiones de personas, todos los días.

Leer másPrevención del alma

Trabajo y sacrifico

sacrificioHijos, todo trabajo es santo, con todo, es forzoso no olvidar la santidad mayor del trabajo de sacrificio en la exaltación del bien:

cuando todo parece obstáculo infranqueable;
cuando la dificultad económica nos agota las ultimas energías;
cuando la enfermedad parece eliminarnos todas las fuerzas;
cuando la soledad nos envuelve en su manto imponderable de ceniza;
cuando la calumnia nos hiere, severo, amenazando derrumbarnos el corazón;
cuando la mayoría de los compañeros nos extiende la hiel de la duda a cambio de nuestras esperanzas más bellas;
cuando la tentación nos rodea el espíritu necesitado de seguridad, ofreciendo ventajas materiales a costa de nuestra deserción del deber a cumplir;
cuando el desánimo, por frio doloroso, busca entorpecernos las fibras más íntimas;
cuando la cárcel de nuestras pruebas se levanta, aflictiva, puertas a dentro de nuestra propia casa, aprisionándonos en desmesurado sufrimiento moral…

Leer másTrabajo y sacrifico

Reencarnar no es fácil

reencarnacionPara comprender la ley de la reencarnación, es inevitable aceptar la inmortalidad del alma, ya que en una sola existencia el Espíritu no puede adquirir la sabiduría y la perfección. Por eso, nos dicen los Espíritus de la Codificación en la respuesta a la p. 132 El Libro de los Espíritus, que: «Dios impone la encarnación con el objetivo de que lleguemos a la perfección. Para unos es una expiación, para otros una misión. Pero para alcanzar esa perfección, deben soportar todas las vicisitudes de la existencia corporal. (…) La encarnación tiene también otro objetivo que es, el de poner al Espíritu en condiciones de cumplir con su parte en la obra de la Creación, para cuya realización toma en cada mundo un cuerpo en armonía con la materia esencial de ese mundo, cumpliendo así, bajo este aspecto, las órdenes de Dios, de tal manera que concurriendo para la obra general, él mismo progrese también».

Leer másReencarnar no es fácil

Delante de la obsesión

medium2“Dos cosas esenciales tenemos que hacer en este caso; probar al espíritu que no somos sus juguetes y que le es imposible engañarnos; en segundo lugar, probar su paciencia mostrándonos más pacientes que él; convencido de perder su tiempo; acabará por retirarse, como lo hacen los inoportunos a los cuales no prestamos oídos.” (Segunda Parte, cap. XXIII, ítem 249)

Tomar conciencia del asedio espiritual de carácter negativo es, sin duda, para el médium, de importancia fundamental en la vuelta del equilibrio, porque el médium que ignora o no admite que pueda sufrir influencias perniciosas casi estará, por eso mismo, bajo su acción, dificultando la benéfica intervención de los que se disponen a auxiliarlo. Cuando el médium, inspirado por la humildad, reconoce su vulnerabilidad a los espíritus obsesores, él, modificando el propio tono mental, comienza a liberarse de su influencia, a semejanza de alguien que, después de un largo tiempo de esclavización, decide tomar la iniciativa de sacudir el yugo opresor. Por su condición espiritual, los espíritus perseguidores desean resultados inmediatos en sus planes y, así impacientes, abandonan las víctimas sobre las cuales no los consiguen satisfacer.

Leer másDelante de la obsesión

Sé alegre y optimista

Carlos_Torres_Pastorino¡Sé alegre y optimista! No pierdas el tiempo mirando hacia atrás, para ver lo que ya hiciste.

Mira hacia adelante y camina confiado y alegre, practicando el bien y ayudando a todos. Extiende tu mano al que se te acerca, di siempre una palabra de consuelo y de cariño, ten para todos una sonrisa de bondad y la verdadera felicidad pasará a ser el clima permanente de tu vida.

***

Trata de anular la parte inferior de tu ser, para desarrollar la parte superior. Los antiguos llamaban «centauros» a los que eran mitad hombre en la parte superior y caballos en la parte inferior del cuerpo. No seas así. Procura ser totalmente hombre, venciendo y dominando la parte inferior y animal de tu ser, para que sólo aparezca y sobresalga la parte superior, inteligente y noble.

Leer másSé alegre y optimista

El periespíritu en los dos mundos

espiritusComo instrumento, el cuerpo físico posee sus órganos y sistemas que permiten la vida, la locomoción, el habla, la visión, la respiración, la asimilación de energías, etc. En la esfera extrafísica de materia sutilizada, el cuerpo de relación, lógicamente como instrumento de acción, también posee sus órganos y sistemas. El cuerpo físico es moldeado por el cuerpo espiritual, que es el lazo intermediario entre el alma y la materia propiamente dicha.

El periespíritu es un cuerpo altamente complejo, como cuerpo de relación del alma en los diferentes niveles a que puede llegar en su escala evolutiva. El principio inteligente es siempre el agente de acción y los cuerpos físico y espiritual, son meros instrumentos de su actividad. Responde Emmanuel en El Consolador, pregunta 30: ¿Hay órganos en el cuerpo espiritual? «El cuerpo físico, exceptuadas ciertas alteraciones impuestas por las pruebas o tareas a realizar, es una exteriorización aproximada del cuerpo espiritual».

Leer másEl periespíritu en los dos mundos

El vacío existencial

JoannaAngelisEn ese proceso de la superación de lo primario, cuando el Self adquiere discernimiento, si no hubiera una madurez paulatina y cuidadosa, ocurre, según Viktor Frankl, en sus estudios y aplicaciones de logoterapia, dos fenómenos que responden por el vacío existencial: la perdida de algunos instintos animales, básicos, que le daban seguridad, y la desaparición de las tradiciones que se diluyen, y antes le eran paradigmas de equilibrio. Delante de eso, el individuo es obligado a escoger, con discernimiento para elegir, dejando salir al otro tipo de instintos de sobrevivencia para continuar luchando.

Sin una decisión clara, se transforma en instrumento de los otros, actuando conforme las demás personas, en actitud conformista, no reaccionando a los impositivos del medio, perdiéndose, sin motivación, o se deja conducir por los intereses del grupo, actuando conforme el mismo, que le impone comportamientos agresivos, anulando su interés y alterando su campo de acción. Naturalmente pierde el contacto con el Self para que sobreviva el ego, y asimilando lo que es bueno de la época, asume los modismos y se despersonaliza.

Leer másEl vacío existencial