Bagaje

Richard SimonettiBias, de Priene (siglo VI a.C) uno de los siete sabios de la antigua Grecia, pontificaba por elevados dotes intelectuales. Más que eso: era integro y honesto. Jamás coloco su talento y su inteligencia a servicio de intereses menos dignos. Delante de cuestiones litigiosas, que exigían un mediador sabio y justo, se decía:

-¡Es una causa para el ciudadano de Priene!

Su presencia conciliadora serenaba los ánimos y garantizaba el triunfo de la verdad y de la justicia. Cuando Ciro II, el Grande (585-529 a. C), ambicioso rey persa, inicio sus guerras de conquista, estableciendo uno de los mayores imperios de la antigüedad, las ciudades griegas estaban en su camino. En poco tiempo, Priene fue sitiada.

Leer másBagaje

Fondo de servicio

Emmanuel-chicoxavier“…Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”- Jesús. (Lucas, 12:15)

Frecuentemente, cuando nos referimos a la prosperidad, recordamos, de inmediato, posesiones y haberes, de expresión material, y reconstruimos, en el recuerdo, la imagen de nuestros amigos que cargan compromisos con la fortuna terrestre, como si ellos fuesen los únicos responsables por el equilibrio del mundo.

Entretanto, obrando así, resbalamos inconscientemente para la fuga de nuestros propios deberes, sin que eso nos exima de las obligaciones asumidas.

Leer másFondo de servicio

La partida

colavidaAna Campos, la dedicada esposa de José María Fernández Colavida, lo había acompañado durante muchos años, consagrándole su amor, además de su apoyo en el trabajo espírita. Sin embargo, había llegado el momento en el cual esa noble señora debería regresar al mundo espiritual, donde, oportunamente, Fernández Colavida y ella volverían a encontrarse.

Llenando de tristeza el corazón de Fernández Colavida, Ana Campos partió para la patria espiritual el 5 de mayo de 1882. Su fallecimiento fue noticiado en varios periódicos espíritas, entre ellos la Revue Spirite y La Revelación: Revista Espiritista Alicantina , que le expresaron a Fernández Colavida sus sentidas condolencias. A pesar de la ausencia física de Ana Campos, la ternura, el cariño, el amor que Fernández Colavida sentía por ella jamás se amortiguaron.

Leer másLa partida