El camino solitario

DivaldoPor que no te demuestran gratitud, aquellos que se benefician de tus sacrificios; por que no te retribuyen con cariño, a tu devoción por el bien: por que sientes soledad en el camino, no te dejes sucumbir en los emprendimientos elegidos….

Nadie sabrá identificar la grandeza cuando camines por la calle asfaltada que con tus manos construyeron. O cuando avances por los rumbos que aclaraste, vencido las sombras. Difícilmente, cuando se contempla un jardín que resplandece la belleza, procura alguien saber de las manos que surcaron su tierra, transformando el terreno áspero en un poema de color y de perfume. Pocos se darán cuenta, en un edificio lujoso, del operario que puso los cimientos en las piedras fuertes para que la seguridad proporcionara paz…..

Leer másEl camino solitario

Fuga

Richard Simonetti1-¿Por qué las personas se suicidan?
Normalmente es un acto de fuga. El individuo quiere huir de determinada situación que lo atormenta, la muerte de un ser querido, el desastre financiero, la desilusión amorosa, la dolencia grave, como ya fue comentado. Dominado por la angustia, se dirige hacia la desesperación y pasa a ver en la muerte la solución para su problema, un viaje a la nada.

2-Aunque acobardado ante los desafíos de la existencia, ¿no está el suicida ejercitando el coraje de enfrentar lo desconocido?
La tragedia del suicidio está en el hecho de que, con raras excepciones, las personas no desconocen que habrá consecuencias funestas. Aún así, hay tanta urgencia en huir de lo que les atormenta que acaban por cometer el acto insano.

Leer másFuga

La última cena

lavado-piesReunidos los discípulos en compañía de Jesús, en el primer día de las fiestas de Pascua, el Maestro, como en otras ocasiones, partió el pan con la habitual ternura. Su mirada, con todo, aunque no traicionaba su serenidad acostumbrada, presentaba misterioso fulgor, como si su alma, en aquel instante, vibrase aún más con los altos planos de lo invisible.

Los compañeros comentaban con simplicidad y alegría los sentimientos del pueblo, mientras el Maestro meditaba, silencioso. En cierto instante, habiendo ocurrido larga pausa entre los amigos conversadores, el Mesías acentuó con firmeza impresionante:

Leer másLa última cena

Alguien debe plantar

emmanuel2“Yo planté, Apolo regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.” Pablo (I Corintios, 3:6)

Nada de personalismo desordenado en la labranza del Espíritu.

Como ocurre en cualquier campo terrestre, ningún cultivador, en la gleba del alma, puede jactarse de hacer todo en los dominios de la siembra o de la cosecha.

Después del esfuerzo de quien planta, hay quien siega al vegetal naciente, quien lo ayude, quien lo corrija, quien lo proteja.

Leer másAlguien debe plantar

Afirmación y acción

emmanuel“Jesús les dijo: Mi comida es hacer yo la voluntad de aquel que me envió, y cumplir su obra.” – (Juan, 4:34)

Aquí y allí, encontramos creyentes del Evangelio invariablemente listos para alegar la buena intención de satisfacer los dictámenes celestiales. Algunos se entregan a la ociosidad y al desánimo y, con manifiesta ausencia de respeto a las sagradas nociones de la fe, aseguran al amigo o al vecino que viven atendiendo a las determinaciones del Todopoderoso.

No son pocos los que no prevén, ni previenen a tiempo y, cuando todo se derrumba, cuando las fuerzas inferiores triunfan, he aquí que, en lágrimas, declaran que fueron obedecidas las órdenes del Altísimo.

Leer másAfirmación y acción