Al levantarse

andreluizAgradezca a Dios la bendición de la vida, por la mañana.

Si usted no tiene el hábito de orar, formule pensamientos de serenidad y optimismo, por algunos momentos, antes de retomar las propias actividades.

Levántese con calma.

Si debe despertar a alguien, use bondad y gentileza, reconociendo que gritería o juegos de mal gusto no auxilian en ningún tiempo.

Leer másAl levantarse

El investigador

colavidaEntre 1877 y 1880, se reunió, en Madrid, bajo la dirección del Vizconde de Torres-Solanot, el Grupo Espiritista Marietta, en el cual ocurrían impresionantes fenómenos mediúmnicos. Se destacaba, entre esos fenómenos, el aporte de flores, producido por intermedio de Isabel Madre, que, por ello, quedó conocida como la «médium de las flores».

Los fenómenos en el Grupo Espiritista Marietta llamaron mucho la atención del movimiento espírita y provocaron reacciones tanto de apoyo como de oposición y sospecha. Con su profundo conocimiento del Espiritismo, autoridad moral y valiosa experiencia en situaciones desafiantes del movimiento espírita, José María Fernández Colavida decidió investigar seriamente los fenómenos producidos en el Grupo Espiritista Marietta. Ante la dificultad en aceptar las invitaciones del Vizconde de Torres-Solanot para ir a Madrid y asistir personalmente a las sesiones del Grupo Espiritista Marietta, se le ocurrió a Fernández Colavida la idea de comprobar los fenómenos desde Barcelona, en el Grupo Espiritista La Paz, que dirigía. Mantuvo muy reservada su idea hasta que dos Espíritus, espontáneamente, mediante un médium vidente, le incentivaron a ponerla en práctica.

Leer másEl investigador

La ilusión del discípulo

Jesus.temploJesús había llegado a Jerusalén bajo una lluvia de flores. En la tarde, después de la consagración popular, caminaban Santiago y Judas, lado a lado, por un antiguo camino, plantado de oliveras, que conducía a las alegres casitas de Bethania.

Judas Iscariote dejaba notar en su semblante inquietud íntima, mientras que la serena mirada del hijo de Zebedeo fulguraba la luz suave y blanda que consuela el corazón de las almas creyentes.

— Santiago — exclamó Judas, entre ansioso y atormentado —, ¿no crees que el Maestro es demasiado simple y bueno para quebrar el yugo tiránico que pesa sobre Israel, aboliendo la esclavitud que oprime al pueblo electo de Dios?

Leer másLa ilusión del discípulo

Hacer luz

Emmanuel2“Recibid al débil en la fe, pero no para discutir sobre opiniones”. Pablo. (Romanos, 14.1)

Indudablemente, no siempre la fe acompaña la expansión de la cultura, tanto como no siempre la cultura consigue elevarse a nivel de la fe.

Un cerebro vigoroso puede elevarse a prodigios de cálculo o destacarse en los más entrañados campos de la emoción, puertas adentro de los valores artísticos, sin entender casi nada de resistencia moral delante de la tentación o del sufrimiento.

De análogo modo, un corazón fervoroso es susceptible de las más nobles demostraciones de heroísmo ante el dolor o de la más alta reacción contra el mal, demostrando manifiesta incapacidad para aceptar los imperativos de la investigación o de los requisitos del progreso.

Leer másHacer luz

Vida plena

Mediumnico¿Quién muere? Este es el título de un poema de Martha Medeiros, que dice: Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo. Muere lentamente quien se convierte en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos. Quien no cambia de marca, no se arriesga a vestir un color nuevo o no habla con quien no conoce.

Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante. Muere lentamente quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta acerca de un tema que desconoce o no responde cuando le preguntan sobre algo que sabe.

Leer másVida plena