Ascensión espiritual

jacob“Jacob salió de Berseba con dirección a Jarán. Llegó a cierto lugar y se dispuso a pasar allí la noche, porque el sol ya se había puesto. Tomó una piedra, la puso por cabecera y se acostó. Tuvo un sueño. Veía una escalera que, apoyándose en la tierra tocaba con su cima en el Cielo, y por la que subían y bajaban los ángeles del Señor. Arriba estaba el Señor, el cual dijo: Yo soy el Señor, el Dios de Abraham, tu antepasado, y el Dios de Isaac. Yo te daré a ti y a tu descendencia la tierra en que descansas. Tu descendencia será como el polvo de la tierra; te extenderás a oriente y occidente, al norte y al sur. Por ti y por tu descendencia serán bendecidas todas las naciones de la Tierra. Yo estoy contigo. Te guardaré donde quiera que vayas y te volveré a esta tierra, porque no te abandonaré hasta que no haya cumplido lo que te he prometido.

Leer másAscensión espiritual

Misionero de la paz

colavidaParalelamente a la crisis en el movimiento espírita desencadenada por el episodio de las fotografías producidas por Édouard Buguet, ocurría, en España, la Tercera Guerra Carlista. Por tercera vez, en menos de cuarenta años, la lucha fratricida se clavaba en el suelo español y hería dolorosamente a aquel pueblo. Mientras los ejércitos se enfrentaban en batallas estruendosas, José María Fernández Colavida trabajaba incansablemente por la paz. En su residencia en Barcelona, donde componía y distribuía publicaciones espíritas que invadían el mundo, Fernández Colavida también llenaba cestos con impresos pacificadores y los expedía a los lugares donde la lucha estaba más encarnizada a fin de convocar a los soldados para que dejaran las armas y se dieran la mano haciendo reinar la fraternidad en España.

Leer másMisionero de la paz

Ofrece impresiones positivas

JoannaAngelisSiempre que interrogado al respeto de alguien, ofrece impresiones positivas.

En la imposibilidad de hacerlo, porque la persona tenga una conducta irregular, silencia o elucida con bondad, evitando empeorarle la situación o tornarla más divulgada.

No eres fiscal del comportamiento ajeno, ni puedes imaginar si aquel equivocado de ayer, no se encuentra hoy en proceso de recuperación.

Sean tuyas las opiniones que edifica y la palabra que ayuda siempre.

Leer másOfrece impresiones positivas