Amor

corazonEl amor, sublime impulso de Dios, es la energía que mueve los mundos: Todo crea, todo transforma, todo lleva. Palpita en todas las criaturas. Alimenta todas las acciones.

* * *

El odio es el Amor que se envenena.
La pasión es el Amor que se incendia.
El egoísmo es el Amor que se concentra en sí mismo.
La envidia es el Amor que se dilacera.
La revuelta es el Amor que se extravía.
El orgullo es el Amor que enloquece.

Leer másAmor

Caridad y amor al prójimo

allank886. ¿Cuál es el verdadero sentido de la palabra caridad tal como la entendía Jesús?

«Benevolencia para con todos, indulgencia con las imperfecciones de los otros, perdón de las ofensas». El amor y la caridad son complemento de la ley de justicia; porque amar al prójimo es hacerle todo el bien que nos es posible y que quisiéramos que a nosotros se nos hiciese. Tal es el sentido de las palabras de Jesús: Amaos los unos a los otros como hermanos. La caridad, según Jesús, no está reducida a la limosna, sino que comprende todas las relaciones que tenemos con nuestros semejantes, ya sean nuestros inferiores, iguales o superiores. Nos ordena la indulgencia; porque de ella necesitamos nosotros, y nos prohíbe humillar al desgraciado, muy al contrario de lo que se hace con harta frecuencia. Si es rica la persona que se presenta, se le tienen mil miramientos y consideraciones; pero, si es pobre, parece que no hay necesidad de tomarse por ella ninguna molestia. Y, por el contrario, mientras más lastimera es su situación, más debe temerse aumentar con la humillación su desgracia. El hombre verdaderamente bueno procura, disminuyendo la distancia, realzar al inferior.

Leer másCaridad y amor al prójimo

Arrepentimiento y expiación

soledadHabitualmente, consideramos el arrepentimiento y la expiación como una consecuencia del mal practicado, que origina el sufrimiento. Pero ¿Por qué sufrimos realmente? Los benefactores del espacio enseñan que “el sufrimiento es inherente a la imperfección” (1) sufrimiento ese que ocurre tanto en el mundo corporal como en el mundo espiritual. Se deduce de ahí que el mal y el sufrimiento están íntimamente relacionados a la imperfección, que denota ignorancia en su sentido más amplio.

Creados simples e ignorantes, los Espíritus necesitan de la experiencia en la carne, donde, por la acción de la materia y bajo la forja de las infinitas experiencias, desarrollan sus potencialidades almacenadas en germen en lo intimo de cada uno. No sin razón, enseñan los mentores del espacio que, para llegar al bien, los Espíritus pasan “no por la fila del mal, sino por la de la ignorancia” (2)

Leer másArrepentimiento y expiación

Conducta

Divaldo¿Cuál es el verdadero sentido de la realización mediúmnica?

Si te candidatas a la mediumnidad, en el servicio con Jesús, renuncia a cualquier gloria o a los engañosos florilegios de la existencia, porque transitarás por la senda de espinos, pies sangrando y manos heridas, corazón fustigado, sin oídos que entiendan tus mudas llamadas… Soledad y abandono muchas veces para que el ejercicio del deber haga florecer el amor en tu corazón a favor de los abandonados y solitarios. Apostolados de silencio, culto del deber, autoconocimiento, es el camino de la gloria mediúmnica… (Espíritu y Vida, Cap. Glorias y Mediumnidades, Juana de Angelis/Divaldo P. Franco – LEAL)

Leer másConducta

Fe

emmanuel“Pero los cuidados de este mundo, los engaños de las riquezas y las ambiciones de otras cosas, entrando, sofocan la palabra, que se queda infructífera.” – Jesús (Marcos, 4:19)

El árbol de la fe viva no crece en el corazón, milagrosamente.

Como acontece en la vida común, el Creador da todo, pero no prescinde del esfuerzo de la criatura.

Cualquier planta útil reclama atención especial para su desarrollo.

Es indispensable meditar en el trabajo de protección, auxilio y defensa. Estacas, abonos, vigilancia, todos los factores de preservación deben ser puestos en movimiento, a fin de que el vegetal precioso alcance los fines a los que se destina.

Leer másFe

Sin ruidos

emmanuel2“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad”, Jesús.
(Juan, 16:13)

El camino de toda la verdad es Jesús Cristo. El Maestro vino al mundo a instalar esa verdad para que los hombres fuesen libres y organizó el programa de los cooperadores de su divino trabajo, para que se preparase convenientemente el camino infinito.

Al final del camino colocó la redención y dio a las criaturas el amor como guía.

Leer másSin ruidos