Curaciones

kardec31. – El fluido universal es, como se ha visto, el elemento primitivo del cuerpo carnal y del periespíritu, que sólo son transformaciones de él. Por la identidad de su naturaleza este fluido, condensado en el periespíritu, puede suministrar al cuerpo los principios reparadores; el agente propulsor es el Espíritu, encarnado o desencarnado, que infiltra en un cuerpo deteriorado una parte de la substancia de su envoltura fluídica. La curación se opera por la substitución de una molécula sana por otra molécula malsana. El poder curativo dependerá de la pureza de la substancia inoculada, depende además de la energía de la voluntad, que provoca una emisión fluídica más abundante y da al fluido una mayor fuerza de penetración; y en fin de las intenciones que animan al que desea curar, sea hombre o Espíritu. Los fluidos que emanan de una fuente impura, son como substancias medicinales alteradas.

Leer másCuraciones

Jesús en Samaria

SamariaDescendiendo Jesús, desde Jerusalén hacia Cafarnaúm, seguido de algunos de los discípulos, en sus habituales jornadas a pie, llegó a Samaria, cuando el crepúsculo ya se hacía más sombrío.

Felipe, Andrés y Santiago, sintiendo mucha hambre, dejaron al Maestro reposando junto a pequeña propiedad y fueron al villorrio más cercano, en busca de alimentos. El Mesías, mirando a su alrededor, reconoció que se encontraba al lado de la fuente de Jacob. Envuelta en los destellos del Sol que ya cedía lugar a las sombras de la noche que se aproximaba, una mujer se acercó al antiguo pozo y observó que el Maestro iba a su encuentro, con la bella y acostumbrada tranquilidad de su semblante, y le pedía de beber.

Leer másJesús en Samaria

La obra mayor

Emmanuel-Todos los servicios del Cristianismo en la Tierra son plantaciones del Cielo en el obscuro suelo humano, fecundando el bien y la luz en el campo de la experiencia.

La escuela es un foco solar, despertando mentes y corazones para la grandeza de la Vida.

El Hospital es un precioso refugio, plasmando en las almas la bendición del consuelo.

El albergue es un cantero de ternura, irradiando alegría y esperanza.

Leer másLa obra mayor