Vida y Valores (Las leyes de la vida)

raul_teixeira 1Todos tenemos necesidad de reflexionar con amplitud al respecto de nuestra vida en el mundo, porque absolutamente nosotros somos todos iguales. En el plan de Dios somos todos iguales. No existe una única criatura que sea superior a la otra. Como hijos de Dios, no. Dios no creó hijos escalonados: Este es del primer grupo, este es del segundo, este es de la raza inferior, este es de la raza superior. Dios creó a Sus hijos simples e ignorantes, todos partiendo del mismo punto para alcanzar la plenitud de sí mismo. De ahí, comenzamos a pensar en esa especialidad en que mucha gente se coloca.

Hay muchas personas que se imaginan más especiales que otras. Impostan para hablar, se imaginan más amadas, más queridas por Dios, se visten de manera especial por causa de eso, adoptan nombres clave particulares por causa de eso.

Leer másVida y Valores (Las leyes de la vida)

Amor y la alegría

VencedorEl amor y la alegría son elementos básicos para conquistar amistades y conservarlas.

Y son básicos también para nuestra paz mental.

Demuestra amor y alegría en todas las oportunidades y verás que la paz nace dentro de ti.

La felicidad no puede estar en nada que esté fuera de ti.

Busca la felicidad dentro de ti mismo, porque la felicidad es Dios, y Dios mora en ti.

Leer másAmor y la alegría

La lucha contra el mal

Foto_JesusDe todas las ocurrencias de la tarea apostólica, los encuentros del Maestro con los endemoniados constituían los hechos que más impresionaban a los discípulos. La palabra «diablo» era entonces comprendida en su justa acepción.

Según el sentido exacto de la expresión, era él el adversario del bien, simbolizando el término, de esa forma, todos los malos sentimientos que dificultaban el acceso de las almas a la aceptación de la Buena Nueva y a todos los hombres de vida perversa, que contrariaban los propósitos de la existencia pura, que deberían caracterizar a las actividades de los adeptos del Evangelio. De entre los compañeros del Mesías, Tadeo era el que más se dejaba impresionar por aquellas dolorosas escenas. Sobremanera le agudizaban la curiosidad de hombre, los gritos desesperados de los espíritus malhechores, que se alejaban de sus víctimas bajo la amorosa determinación del Divino Maestro.

Leer másLa lucha contra el mal

De ánimo fuerte

Emmanuel_1“Porque Dios no nos dio el espíritu de temor, sino de fortaleza, amor y moderación.” – Pablo (II Timoteo, 1:7)

No faltan recursos de trabajo espiritual a todo hermano que desee levantarse, perfeccionarse, elevarse.

Lagunas y necesidades, problemas y obstáculos desafían al espíritu de servicio de los compañeros de fe, en todas partes.

La ignorancia pide instructores, el dolor reclama enfermeros, el desespero suplica orientadores. Pero, ¿dónde están los que procuran abrazar el trabajo por amor de servir?

Con raras excepciones, observamos la mayoría de las veces, la fuga, el pretexto, la timidez. Aquí, hay temor de responsabilidad; allí, recelos de la crítica; acullá, pavor de iniciativa a beneficio de todos.

Leer másDe ánimo fuerte

Recurso infalible

Richard_simonetti.En otro tiempo se sacrificaban víctimas sangrientas para apaciguar a los dioses infernales, que no eran otros que los Espíritus malos. A los dioses infernales sucedieron los demonios, que son la misma cosa. El Espiritismo vino a probar que esos demonios no son más que las almas de los hombres perversos que aún no se han despojado de los instintos materiales; que no se puede apaciguarlos sino por el sacrificio de su odio, es decir, por la caridad que la caridad no tiene sólo por efecto impedir que hagan el mal, sino el de conducirles al camino del bien y contribuir a su salvación. Así es que la máxima: Amad a vuestros enemigos, no está circunscrita al círculo estrecho de la Tierra y de la vida presente, sino que se integra en la grande ley de la solidaridad y de la fraternidad universal.

Leer másRecurso infalible