El ángel solitario

scan0012Mientras el Maestro agonizaba en la cruz, se rasgó el cielo en Jerusalén y entidades angélicas, en grupos extensos, descendieron sobre el Calvario doloroso…

En el polvo oscuro del suelo, la maldad y la ignorancia expelían tinieblas demasiado compactas para que alguno pudiera divisar las manifestaciones sublimes. Hilos de claridad indefinible pasaron a ligar el madero al firmamento, aunque la tempestad se anunciase a distancia…

El Cristo, de alma sedienta y oprimida, contemplaba el paisaje celeste, auroleado por la gloria que le animaba la frente de héroe, y los emisarios del Paraíso llegaban, en grupos, a entonar cánticos de amor y reconocimiento que los tímpanos humanos jamás podrían percibir. Los Ángeles de la Ternura le rodearon el pecho herido, como para insuflarle energías nuevas. Los portadores de la Consolación le
ungieron los pies sangrientos con suave bálsamo.

Leer másEl ángel solitario

Confía siempre

DiConfía siempre en la ayuda divina.

Cuando te sintieres sitiado, sin cualquier posibilidad de liberación, el socorro te llegará de Dios.

Nunca dudes de la paternidad celeste.

Dios vela por ti y te ayuda, no siempre como quieres, pero sí de la mejor forma para tu real felicidad.

A veces tienes la impresión de que el auxilio superior no vendrá o llegará demasiado tarde.

Leer másConfía siempre

Infecciones fluídicas (Nuestros vicios)

10550879_1498368703741964_7189556279075186438_n“De la misma manera que existen infecciones orgánicas, ocurre también las fluídicas. Muchos desencarnados, movidos por venganza, provocan la imaginación de los adversarios encarnados, con formas mentales monstruosas, clasificadas por los instructores como “infecciones fluídicas”, con gran poder destructor, pudiendo llevar hasta la locura”

(…) Es posible comprender, las… si, los casos de posesiones, relatados en los Evangelios, que se curaron de enfermedades físicas o de profunda deterioración mental, cuando los Espíritus inferiores, que los subyugaban, fueron retirados por la acción curadora de nuestro Maestro Jesús o de los apóstoles. Pero no podemos olvidar que los encarnados también producen larvas mentales, que son vampirizadas por los desencarnados. Como vemos, en las sendas del psiquismo, siempre existe doble sentido.

Leer másInfecciones fluídicas (Nuestros vicios)