Crecimiento interior

paz¿Por qué se habla tanto en los medios espiritas sobre la reforma interior? Porque es necesaria para mejorar el mundo; transformarlo en un lugar habitable. También es importante para nuestro bienestar interno. Si las condiciones externas son importantes para nuestro bienestar, las internas lo son mucho más. Esto porque las externas se modifican, son transitorias. En un momento podemos estar muy bien, con salud, familia, profesión y recursos materiales, todo en armonía con nuestros deseos. Pero no hay ninguna garantía de que esto no pueda cambiar de un instante para otro.

En un segundo, millones de personas ven sus vidas y felicidades destrozadas, cayendo de arriba del bien estar al abismo de los sufrimientos. Ya las condiciones internas más maduras, mejor desarrolladas son nuestra ancla segura en los momentos difíciles y garantía de bien estar en las horas leves; son generadoras de salud y equilibrio físico; son también balizas que señalan y definen nuestra programación de vida para los futuros años y próximas encarnaciones.

Leer másCrecimiento interior

El grito de cólera

violencia1¿Se acuerda del instante en que gritó fuertemente, antes del almuerzo? Por una insignificante cuestión de vestuario, usted pronunció palabras feas en voz alta, irrespetando la paz doméstica.

¡Ah! Hijo mío, ¡Cuántos males fueron atraídos por su gesto de cólera!…

La mamá, muy afligida, corrió para el interior de la casa, llamando la atención de todos. Le volvió el dolor de cabeza y el corazón se le descompasó. Las dos hermanas, que cuidaban de la comida, se dirigieron precipitadamente para el cuarto, con el fin de socorrerla, y dos terceras partes del almuerzo quedaron inutilizadas.

Leer másEl grito de cólera

Emotividad

sebastian_de_araucoEntre los diversos aspectos de la emotividad, la propensión a irritarse es, por desventura, bastante generalizada, especialmente en las personas muy emotivas y neuróticas. Salvo algunas excepciones, las personas de esa condición, las personas irritables y coléricas, desconocen los estragos que esa tara psíquica ocasiona en su persona, tanto en el aspecto de sus relaciones sociales como de familia, así como la influencia perniciosa en la salud del cuerpo y del alma. Porque, la irritabilidad e iracundia son causa de muchos males en sus diversas manifestaciones: irritaciones, arrebatos, cólera, etc.; y también de grandes estragos en las relaciones humanas, cuando son acicateadas por alguna pasión, miedo, ambición de poder, etc., y aun caprichos.

Leer másEmotividad