Aun la alcoholmania

teixeiraNo han sido pocas las justificaciones buscadas por un enorme contingente de individuos, para absolver el vicio de la ingestión de bebidas alcohólicas en sus prácticas usuales. Es más que comprensible la procedencia de esas escusas, teniéndose en cuenta que todos saben, a la saciedad, de los problemas variados que los alcohólicos son capaces de promover sobre la salud física y social.

Por más paradójico que sea, vemos todos los días y hace mucho tiempo, personas vinculadas a las más variadas creencias provenientes del Movimiento Cristiano, en busca de explicaciones en apoyo de su vicio alcohólico. Dicen muchos que nada hay que los impida de sorber sus bebidas, una vez que beben sólo socialmente.

Leer másAun la alcoholmania

Materialismo y Espiritismo

bezerrademenezesSe cuenta que el Dr. Adolfo Becerra de Meneses orientaba, en Río, una reunión de estudios espíritas, con la palabra libre para todos los asistentes, cuando, después de diversos comentarios, preguntó si alguien más deseaba expresarse sobre los temas de la noche. Fue entonces que un renombrado materialista, su amigo personal, le dirigió vehemente provocación:

– Becerra, continúo ateo y, no solamente por mis colegas sino también por mí, vengo a invitarlo a un debate público, a fin de probar lo inexpugnable del Materialismo contra las pretensiones del Espiritismo.

Leer másMaterialismo y Espiritismo

El mejor de los regalos

ChicoNuestro querido Agostinho João de Deus residió en Sabará, en el Estado de Minas, entre los años de 1940 a 1946, en cuya estación de la Central ejerció la función de Auxiliar de Agente.

En este periodo, prestó una óptima colaboración en nuestra Campaña de Alfabetización. Hoy, reside en Rio y como es sincero admirador de Francisco Cándido Xavier, a quien visitaba semanalmente y de quien recibió muchos beneficios, nos contó los dos Casos siguientes:

Durante 6 años seguidos, una vez por semana, visito a Chico Xavier y, muy especialmente, el 2 de abril de cada año, fecha de su cumpleaños. El 2 de abril de 1945, compareció en Pedro Leopoldo, llevando apenas, como regalo para Chico, un pequeño ramillete de rosas rojas, visto que su pequeño sueldo de ferroviario no le permitía comparar algo mejor.

Leer másEl mejor de los regalos

La gallina y los patitos

bucayVenía discutiendo mucho con mis viejos. Yo me sentía totalmente incomprendido. Me parecía imposible no poder entenderme con ellos. Sobre todo, con mi viejo. Siempre creí que mi papá era un tipo fantástico, y en aquel tiempo lo seguía creyendo. Pero él se portaba como si pensara que yo era un idiota. Todo lo que yo hacía le parecía mal, o inútil, o peligroso o inadecuado. Y cuando yo intentaba explicarlo era peor, no había dos ideas que pudiéramos compartir.

— …Y me resisto a creer que mi viejo se volvió estúpido.

— Bueno, no creo que se haya vuelto estúpido.

Leer másLa gallina y los patitos