Transgresión y regresión

andreEn la Doctrina Espírita, la mediumnidad y la reencarnación son importantes herramientas de aprendizaje y consuelo, pero los principios de la Codificación de Kardec en torno a ellas no siempre son respetados.

La transgresión del compromiso mediúmnico ocurre con frecuencia. Médiums de curación que transforman el gesto de auxilio en actos de coreografías estudiadas, huyendo a la simplicidad del recurso espiritual.

Médiums de efecto físicos que cultivan intereses inmediatos y pierden la facultad de producir fenómenos, envolviéndose en el fraude y el ridículo.

Leer másTransgresión y regresión

Prejuicios contra el espiritismo

J.herculano_piresAún existe, en mayor escala de lo que se piensa, el miedo al Espiritismo. Hace poco fuimos buscados por una persona que, sintiendo evidentes perturbaciones de origen mediúmnico, y habiendo recorrido los consultorios de psiquiatría, se vio obligada a recurrir a los “recursos espirituales”, según decía. Cuando supo que no estaba tratando con un “espiritualista”, sino con un espírita, se asustó de tal manera, que se vio forzada a confesar su miedo. “Si yo hubiera sabido que el señor era espírita — declaró — no lo habría buscado”.

La verdad es que, a pesar de eso, acabó convenciéndose de que el Espiritismo podría ayudarla, y más tarde se hizo espírita. Pero no fue muy fácil arrancarle de la mente el pavor enfermizo que le habían infundido. Sacerdotes, personas de la familia, amigos y médicos, todos habían contribuido para que el miedo se enraizase.

Leer másPrejuicios contra el espiritismo

Transfiguración–Invisibilidad

kardec22. El periespíritu de las personas vivas aún goza de las mismas propiedades que el de los Espíritus. Según se deja dicho, no está confinado en el cuerpo, sino que irradia y forma alrededor de él una especie de atmósfera fluídica. Puede suceder, pues, que en un determinado caso y bajo el influjo de las mismas circunstancias, sufra una transformación análoga a la que hemos descrito. La forma real y material del cuerpo puede desaparecer bajo esa envoltura fluídica, si así podemos expresarnos, y tomar momentáneamente una apariencia del todo diferente; la de otra persona o la del Espíritu que combina su fluido con el del individuo, o bien dar a un rostro feo un aspecto bello y radiante.

Leer másTransfiguración–Invisibilidad

Correcciones

Emmanuel_1“Porque el Señor corrige al que ama y azota a cualquiera que recibe como hijo.” Pablo (Hebreos, 12:6)

Cuando los discípulos del Evangelio comienzan a entender el valor de la corrección, se les eleva la mente a planos más altos de la vida.

Naturalmente que el Padre ama a todos los hijos, no obstante, los que procuran comprenderlo percibirán, de más cerca, el amor divino.

Máxima identificación con el Señor representan máxima capacidad sentimental.

Llegado a esa posición, el espíritu accede en otras zonas de servicio y aprendizaje. Al principio, le duelen las correcciones, lo atormentan los azotes de la experiencia, entre tanto, si sabe vencer en las primeras pruebas, entra en el conocimiento de sus propias necesidades y acepta la lucha como alimento espiritual y el testimonio de servicio diario como indispensable expresión de la mejoría de sí mismo.

Leer másCorrecciones

Flores del corazón

Chico Xavier2En Pedro Leopoldo, en una sesión de Luiz Gonzaga, en febrero de 1956 asistimos a lo siguiente: un auditorio numeroso abarrotaba el Centro. Cerca de Chico, un grupo de madres sufridoras y pesarosas, llorando la muerte de sus hijos amados.

El querido médium las escuchaba con atención y consideró amorosamente: Mis hermanas, consolaos con esta verdad: un día veréis, en la Patria Espiritual, a vuestro hijos, todos vuestros familiares. Es preciso, sin embargo, que de aquí partáis triunfantes para verlos también triunfantes. Y, para salir de aquí triunfantes, es necesario que luchéis, que no dejéis de luchar. Transformad, pues, esta tristeza del mundo, que os enferma, por la Tristeza según Dios, que todo sabe. La lucha es redentora. Es ella que nos hará vencer la muerte en busca de la vida verdadera. Estoy hace 28 años en el ejercicio de la mediumnidad. Aun no pase un día sin sufrir y llorar. Puedo morir, tengo este derecho y esto me consuela, pero estar triste y parar de luchar, nunca. Nuestro Deber es luchar, con fe, como una gratitud a Jesús, que hasta hoy lucha y sufre por nosotros.

Leer másFlores del corazón