Encuentro Singular

humberto-de-campos– Escuche, Mozo… Si es verdad que el señor escribe para la Tierra, cuente mi caso, que puede ayudar a alguien…

La observación procedía de un rapaz desencarnado, en deplorable situación en un valle de suicidas. Su cuerpo, que se hacía denso, pesado y oscuro, se retorcía, como si estuviese fijado en una agitación permanente, y, en la garganta, se le veían enrojecidas heridas, aumentadas por cierto por los pensamientos de angustia repercutiéndole, constantes, en forma atormentada. Percibí su condición de afligido y procuré colocarlo a voluntad:

– Hable, mi hermano, quiero oírlo y aprender.

Leer másEncuentro Singular

Oración y renovación

Emmanuel2“Holocausto y oblaciones por el pecado no te agradaron.” –Pablo (Hebreos, 10:6)

Es cierto que todo trabajo sincero de adoración espiritual nos levanta el alma, elevándonos los sentimientos.

La súplica, en el remordimiento, nos trae la bendición de las lágrimas consoladoras. La rogativa es la aflicción que nos da a conocer la deficiencia propia, ayudándonos a descubrir el valor de la humildad.

La solicitud en el dolor nos revela la fuente sagrada de la inagotable Misericordia.

Leer másOración y renovación

Autobiografía en cinco capítulos

agujero1
Bajo por la calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Me caigo dentro, estoy perdido… impotente.
No es culpa mía.
Me tardo una eternidad en salir de allí.

2
Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Hago como que no lo veo.
Vuelvo a caer dentro.
No puedo creer que esté en ese mismo lugar.
Pero no es culpa mía.
Todavía me tardo mucho tiempo en salir de allí.

Leer másAutobiografía en cinco capítulos