¿Qué sería de la piedra sin el martillo?…

xavierEn su profesión de trabajador público, Chico, cierta vez, fue a visitar a un compañero, que residía a algunos Kilómetros más allá de Pedro Leopoldo.

El compañero, intempestivamente, lo recibió con dos piedras en la mano. Lo insultó y cuando Chico intentaba responder, delicadamente, Emmanuel intervino, diciéndole:

– No digas nada, ejemplifica la propia fe, soportando la injusticia y los desahogos. Él sufre del hígado, y hace días que siente cólicos hepáticos. No respondas a los insultos y exacerbaciones. Necesita exteriorizar los venenos que están en el alma y en el cuerpo y, tú, te limarás, te purificarás y mejorarás, silenciando…

Leer más¿Qué sería de la piedra sin el martillo?…

Amar a Dios

DiAmar es vida.

Sin el amor de Dios que todo vitaliza, la Creación volvería al caos del principio. Antes, por tanto, del amor no había Creación, porque Dios es Amor.

*

Sin amor el amor al prójimo no se puede amar a Dios. En ese particular el Evangelio es todo un himno al Creador, mediante el elocuente testimonio de amor al prójimo, presentado por Jesús. En todos Sus pasos el amor se exterioriza en una canción de hechos, renovando, ayudando y levantando a los Espíritus.

Leer másAmar a Dios

Amar sin amarrar

Richard_simonetti.Me preguntan, frecuentemente, que podemos hacer por los familiares desencarnados, que sepamos no preparados para enfrentar el retorno a la vida espiritual. Tres iniciativas son básicas.

* Oración.

Es un alivio para las almas sufrientes, aquellas que se sitúan perplejas ante las realidades espirituales que insistieron en ignorar en el pasar de sus experiencias. Cuando oramos por los desencarnados, no solo los beneficiamos con vibraciones de alivio, como evocamos, en favor de ellos, la asistencia de los amigos espirituales.

Leer másAmar sin amarrar