Presentimientos

amalia-domingo-soler-399Dijo no sé cuál poeta: «Está visto; no hay profeta como nuestro corazón». Y en verdad que estuvo en lo cierto el que tal cosa dijo; porque indudablemente muchas veces se tienen corazonadas, se siente una voz interior que nos advierte que tenemos un peligro cerca, pero no se hace caso en la mayoría de las ocasiones, no se atiende a esos avisos misteriosos que nos dan nuestros deudos de ultratumba: yo creo que nos hacemos los sordos, porque cuando debemos pasar por las horcas caudinas pasaremos, a pesar de todas las advertencias y de todos los avisos; y en prueba de ello copiaré algunos fragmentos, o mejor dicho, trataré de sintetizar la extensa carta que me envía un espiritista desde Minas (Montevideo), contándome la desastrosa muerte de su hija María, que desde muy joven tuvo el presentimiento de que su desencarnación sería dolorosísima.

Leer másPresentimientos

Frente a los espíritus sufrientes

andreluzAbstenerse de realizar sesiones públicas de asistencia a los desencarnados sufrientes, toda vez que semejante procedimiento revela falta de caridad para con los mismos Espíritus socorridos que sienten, afligidos, el comentario creciente y malsano en torno de su infortunio. Aun con las apariencias del bien, el mal es siempre mal.

Evitar, en todo lo posible, sesiones regulares de desobsesión sin la presencia de dirigentes que reúnan en sí moral evangélica y suficiente conocimiento doctrinario. Cuanta más luz, más posibilidades de iluminación.

Hablar a los comunicantes infelices y perturbados con dignidad y cariño, dulzura y energía, no saliéndose del tema necesario. Sabiduría en el hablar, ciencia para enseñar.

Leer másFrente a los espíritus sufrientes

La conversación entre las dos jóvenes señoras se desenvolvía en el ómnibus

Humberto– Usted no puede imaginar mi amor por él…
– No puedo concordar con usted.
– De seguro que no me entiende.
– Pero, Dulce, ¿usted llega a querer a Dionisio tanto como al marido?
– No tanto, pero no consigo estar sin los dos.
– ¡Mi Dios! ¡Eso es cosa de hogar sin hijos!…
– Es posible…
– ¿Usted no encuentra eso extraño, inadmisible?
– Lo encuentro natural.
– La noto a usted demasiado apegada, no es justo…
– Sé que usted no me comprende…
– Simplemente no estoy de acuerdo.
– Pero Dionisio…
– Eso es una psicosis…

Leer másLa conversación entre las dos jóvenes señoras se desenvolvía en el ómnibus

En la defensa del gusano

Chico Xavier2Un compañero entusiasta elogiaba a Chico a quemarropa, al final de la movida sesión pública, y el médium desilusionado, exclamo:

-No me elogie de esta manera. Eso es desconcertante. No paso de un gusano en este mundo.

Emmanuel, junto a él, escuchando la afirmación, le hablo paternal:

-El gusano es un excelente trabajador de la Ley, preparando el éxito de la siembra por el trabajo constante en el suelo y funciona, activo, en la transformación de los detritos de la tierra, con extrema fidelidad al papel de humilde y valioso servidor de la naturaleza…

Leer másEn la defensa del gusano